Noticias

02/10/2018

Ayudas para la accesibilidad en el País Vasco

Si vives en el País Vasco y estás pensando en realizar obras en materia de accesibilidad (sillas salvaescaleras, plataformas salvaescaleras o elevadores de corto recorrido), esto te puede interesar.

El Departamento vasco de Vivienda promoverá una nueva línea de ayudas orientadas únicamente para la realización de obras para mejorar la accesibilidad. Estas ayudas irán dirigidas a aquellas personas sin recursos a fondo perdido. En función del nivel de ingresos de estas personas, podrán llegar a cubrir hasta toda la cuota en el presupuesto comunitario de la reforma. Así mismo, y como contrapartida, la persona beneficiaria no podrá vender la vivienda en el período de 10 años. Ni él, ni sus herederos. En caso de incumplir este requisito, tendrían que devolver dicha subvención.

La supresión de las barreras arquitectónicas acostumbra a estar relacionada con la antigüedad de los inmuebles. El en País Vasco muchos inmuebles no están adaptados para que las personas con movilidad reducida o discapacidad puedan acceder a sus viviendas fácilmente y de forma autónoma. En estos casos, son las comunidades de vecinos las que se ven en la obligación de costear las reformas del bloque en materia de accesibilidad, afectando dicho gasto y en gran parte a las personas mayores con pocos ingresos económicos.

Para ayudar a las personas mayores a sufragar el coste de estas reformas se ha diseñado una subvención específica para realizar obras en materia de accesibilidad. No solamente para la instalación de elevadores, sino también para rampas y la mejora de los accesos al propio inmueble. La fecha de dichas ayudas aún no está fijada, pero se prevé que se abrirán a lo largo de 2019. La subvención contará con 1,2 millones de euros anuales, dentro de la partida de accesibilidad, que en 2019 pasará de seis a diez millones.

En el mercado existen muchas soluciones para garantizar la accesibilidad en un edificio o vivienda. La instalación de una silla salvaescaleras, una plataforma salvaescaleras o un elevador de corto recorrido son algunas de ellas. Desde Vállida sin barreras aconsejamos contactar siempre con un asesor experto.

Fuente: El Correo