• tipos de yoga para personas mayores beneficios para su práctica en casa

Yoga para personas mayores en casa. Beneficios y tipos

 

¿Cómo beneficia el yoga a las personas mayores? Te explicamos cómo realizarlo en casa para mejorar su salud y condición física.

 

En la sociedad general y sobretodo en el colectivo de personas de avanzada edad, la actividad física y el deporte resulta ser un elemento clave para potenciar las capacidades físicas, el bienestar emocional y las relaciones sociales. Además, favorece la participación social y fomenta hábitos saludables.

Independientemente de las capacidades de las personas así como su edad y género, realizar actividad física resulta muy beneficioso para todos.

En este aspecto, una práctica física y mental que ha experimentado un auge considerable en los últimos años es el yoga. En este artículo te explicamos qué beneficios aporta a las personas y en especial a las de edad avanzada.

 

Te dejamos con un artículo relacionado en el que te explicamos distintas actividades para realizar con personas mayores sin tener que salir de casa.

 

 

¿Qué es el yoga para personas mayores?

 

El yoga es una práctica deportiva ideal para mantener un envejecimiento activo gracias a sus múltiples utilidades físicas y psicológicas. Además, puede ayudar a mejorar la movilidad de las personas. Esto sí, este deporte debe realizarse de manera constante y regular.

La edad no es una barrera para practicar este deporte. Los entrenamientos pueden adaptarse a las necesidades personales y físicas de cada individuo. Por ello, el yoga puede ser útil para cualquier persona, incluidos los adultos mayores.

También es muy conveniente para las personas que sufren artritis, pues puede ser una adición a su tratamiento.

No obstante, y antes de empezar a realizar esta práctica, es recomendable visitar su médico para ser aconsejado sobre los distintos ejercicios que puede realizar teniendo en cuenta su estado físico y evitar así, posibles lesiones.

 

”

 

 

Beneficios del yoga a partir de los 60

 


Algunas personas pueden tener dudas sobre este deporte: ¿Aporta beneficios el yoga? ¿Por qué el yoga lleva beneficios para la salud? ¿Es recomendable hacer yoga más allá de los 70?

 

El yoga es beneficioso a cualquier edad, incluso en personas mayores de 60 años o más, pues en esta etapa resulta aún más importante cuidarse y seguir una rutina diaria de ejercicios.

La práctica del yoga puede mejorar la flexibilidad de las personas, así como la capacidad de movimiento. Además, para las personas mayores que padecen problemas articulares, también puede mejorar es aspecto a través de distintos ejercicios.

El yoga ayuda a reducir el estrés. Además combate la depresión y la ansiedad y activa los procesos cognitivos.

Esta práctica también aumenta la fuerza de la persona, por lo que a largo plazo reducirá problemas musculares o de movimiento.

El yoga mejora el equilibrio y la coordinación, este punto es muy importante para las personas de avanzada edad que pueden sufrir distintas patologías que aflijan las capacidades de las personas.

Este deporte mejora el sueño de las personas que lo practican y mejora su estado anímico. En personas mayores es habitual sufrir algún desequilibrio y padecer una lesión. En estos casos, disponer de unas articulaciones fuertes y una mejor flexibilidad hará que el daño sea menor.

Existen varios estudios que determinan que el yoga mejora la capacidad de concentración del practicante. Asimismo, con el yoga se gana resistencia y movilidad general.

 

”

 

 

Tipos de yoga

 

Existen una amplia variedad de tipos de yoga, en este artículo te explicamos algunos de los más conocidos y adecuados para las personas de avanzada edad.

1. Hatha: Se trata de un término que engloba todas las clases de yoga que se concentran en realizar posturas físicas. En la mayoría de las clases de Hatha Yoga se realizan una serie lenta de posturas sentadas y de pie. Normalmente, son ejercicios para estirar y respirar pero sin aumentar el ritmo cardíaco.

Se trata de un tipo de Yoga apto para personas mayores o principiantes, pues es bastante fácil y no es necesario disponer de un nivel de estado físico elevado.

2. Iyengar: Se trata de un tipo de yoga metódico y preciso, con un fuerte énfasis en la postura adecuada. Se incita a los practicantes a usar accesorios durante la práctica. Estos accesorios acostumbran a ser correas, bloques y tablas inclinadas para ayudarles a alinear de manera correcta.

Este tipo de prácticas se utilizan mucho para personas mayores que tienen artritis u otras afecciones crónicas.

3. Restaurativo: El tipo restaurativo es una clase de Yoga lento y meditativo que está diseñado para liberar la tensión de manera pasiva y sin estirar. Se usan accesorios para soportar completamente el cuerpo y normalmente las posturas de mantienen durante un largo tiempo, a veces hasta 10 minutos. Se trata de un estilo de yoga que permite cultivar la relajación y la satisfacción.

4. Yin: Este estilo de yoga también es un tipo de yoga lento que se enfoca en mantener las posturas durante periodo de tiempo largos.

5. Vinyasa: Este es un término global para esos estilos de yoga que combinan la respiración con una serie de movimientos continuos que fluyen de uno a otro. El ritmo puede variar, pero las rutinas suelen ser rápidas y de movimientos fluidos. Se enfatizan las transiciones entre las posturas así como las mismas posturas.

Esta práctica está más aconsejada a esas personas mayores que están en buena forma física pues requiere un poco más de conocimiento y un físico entrenado.

6. Kundalini:Tipo de disciplina que concentran múltiples recursos físicos, mentales y espirituales. Se le conoce como el “yoga de la conciencia”. Une posturas físicas, ejercicios de respiración, meditación y canto.

 

Otros tipos de Yoga para personas con poca movilidad:

 

Existe un tipo de Yoga denominado adaptativo que sirve para que las personas con movilidad muy limitada puedan practicarlo. Uno de ellos es el silla yoga, que como el nombre indica, se realiza esta práctica con el apoyo de una silla.

Existe también el yoga acuático, el cual es especialmente terapéutico. Su práctica en el agua es más fácil pues el cuerpo puede moverse con mayor facilidad.

 

Cómo empezar a practicar el yoga en casa

 

Practicar el yoga en casa puede ahorrar tiempo, energía y dinero. Realizar esta práctica en la comodidad del hogar suele ser más beneficioso para algunas personas que prefieren ahorrar tiempo en desplazamientos.

Aprender los fundamentos de las asanas (posturas del yoga) en una clase en vivo pueden ser puede tener sus beneficios como conocer y relacionarte con más personas. También fomentas una participación social.

Pero la práctica del yoga puede realizarse perfectamente en el confort del propio hogar, pues es allí donde mejor puedes encontrar tu propio ritmo. Además, y con la situación actual que estamos viviendo debido al COVID19, resulta aún más seguro realizar esta práctica sin tener que salir de casa.

Hoy en día existen infinidad de DVD y libros en el mercado para realizar la práctica del yoga. Además, podemos encontrar clases en línea y descargar digitales para hacerlo desde el hogar.

Para realizar yoga en casa, no es necesario disponer de mucho material. Tan solo debe considerar la opción de disponer de un lugar tranquilo y ordenado. Además, puede ser muy útil disponer de una esterilla.

Puede empezar esta práctica de una manera progresiva, primero realizando periodos de tiempo de entre 10 y 15 minutos e ir aumentando poco a poca a medida que dominamos más la práctica.

 

 

Yoga con ayuda de una silla:

 

Yoga para mejorar la flexibilidad:

 

 

Yoga y problemas de fuerza. Recupera musculatura

 

Hay distintas formas de desarrollar la fuerza a través del yoga y recuperar la musculatura.

- Una manera para trabajar la fuerza en Yoga es la repetición de las posturas. Algunas posturas cómo saludos al sol y Vinyasas son especialmente buenas para trabajar la musculatura en parte superior del cuerpo y también las piernas.

A medida que el cuerpo se acostumbra a la práctica, puede aumentar la intensidad del ejercicio. Esto puede hacerlo progresando a diferentes tipos de equilibrio de brazos o moviéndose dinámicamente a través de las Asanas. Estas actividades deben realizarse progresivamente y siempre de acuerdo al estado físico de la persona.

- Otro modo para aumentar la fuerza es sostener las posturas de yoga por más tiempo. A medida que progresamos en esta práctica, podemos aumentar el tiempo de realización de cada postura.

 

Otros ejercicios de gimnasia para personas mayores

 

Además del yoga, hay otros ejercicios que pueden ser beneficiosos para las personas mayores o con poca movilidad.

 

” 

 

En este sentido, te dejamos con un artículo donde te explicamos distintas actividades físicas para mejorar la movilidad y autonomía de las personas mayores.

 

Asimismo, te enlazamos un video con distintos ejercicios fáciles de hacer para realizar sentados:

 

 

 

Otro contenido que te puede interesar ¿Problemas con las escaleras de tu hogar?

 

Realizar ejercicio resulta vital a cualquier edad pero, en algunos casos, puede ser difícil el hecho de subir y bajar las escaleras de nuestro propio hogar. Con la edad pueden aparecer problemas en las articulaciones y también pérdidas de equilibrio.

Para mejorar la seguridad y también el confort de las personas, existen las sillas salvaescaleras. Una ayuda pensada para el ascenso y descenso de una planta a otra sin ningún esfuerzo y de manera totalmente cómoda.

Si necesitas más información sobre este tipo de ayudas, puedes contactar con Válida sin barreras a través del teléfono de contacto 900 414 000 o enviando un mail a info@validasinbarreras.com.

Actualidad