19/02/2018

Tiene parálisis cerebral y es osteópata

 

En el año 1976 Juan Antonio Morales decidió pedir una excedencia en la cadena de supermercados en la que trabajaba para poder realizar los estudios de Osteopatía, pese a que con 14 años los médicos le dijeran que las secuelas de la enfermedad no avanzarían. De esta forma, recientemente acaba de finalizar los estudios con el objetivo de poder ayudar a personas como él, con capacidades diferentes.

Con tal solo unos meses de vida, su madre decidió acudir a diversos especialistas. En ese momento fue cuando los especialistas le diagnosticaron una parálisis cerebral, producida como consecuencia de la falta de oxígeno durante el parto. A partir de ese momento, sus padres se encargaron de que no faltara a las citas con los diferentes especialistas, entre ellos logopedas y traumatólogos.

Con 14 años le advirtieron que no avanzaría en su motricidad, pero el primer paso de gigante para romper todas las barreras y contradecir a los médicos tuvo lugar cuando trabajaba en una carpintería. Los primeros seis meses le tuvieron lijando y barriendo, con lo que pudo ejercitar los brazos y las manos. El siguiente paso lo dio en 2013, realizando el Camino de Santiago sin ninguna compañía. En ese momento, se puso en las manos de una osteópata y, de esta forma, decidió empezar a finalizar los estudios de Osteopatía.

A día de hoy su objetivo es claro: quiere montar una consulta en la que tratar a pacientes con discapacidades físicas y sensoriales y acompañarlos en su proceso de sanación. Además, le gustaría ofrecer charlas sobre educación emocional. Pretende devolver al mundo lo que él ha logrado con esfuerzo, aunque prefiere no hablar demasiado del futuro y sí del ahora.

Desde Válida sin barreras aplaudimos este entusiasmo, valentía y superación personal que ayuda al máximo a cumplir los sueños de las personas, porque tal y como afirma Juan Antonio, “las personas con discapacidad somos personas normales y luchamos más que nadie por todo en la vida”. ¡Bravo!

Fuente: otroperiodismo.com