Superando límites: Tango en silla de ruedas

 

El tango se caracteriza por movimientos rápidos de pies, movimientos sensuales entre parejas que se abrazan mientras se miran. Gabriela Torres desafía esta idea que tenemos del tango convencional y la transforma con sus movimientos en silla de ruedas.

Gabriela, de nacionalidad Argentina, sufrió un accidente con solo 2 años de edad que le causó una lesión en la médula que la dejó parapléjica. Este accidente no impidió que Gabriela abandonara nunca sus sueños, aprendiendo a usar la silla de ruedas como una parte más de su cuerpo. 

Actualmente es diseñadora de ropa y hace parte de la compañía de danza Sin Fronteras, en la que empezó bailando danza contemporánea integrada con bailarines en silla de ruedas y otros que pueden caminar.

En un principio a Gabriela le preocupaban las críticas por bailar tango, pero Pablo Pereyra, su pareja de baile se lo propuso y finalmente accedió. Adaptaron los pasos del tango y aunque no fue fácil, se lo tomaron como un reto y contra todo pronóstico, en el 2015 se presentaron en el Campeonato Mundial de Tango de la ciudad. A partir de aquí, repitieron los dos siguientes años en distintos campeonatos y en 2017 quedaron en la semifinal.

No buscan ganar, sino demostrar a la gente que el tango no solo es condición física, gran parte del tango es el sentimiento que transmites en el escenario.

 

Fuente: http://www.eltiempo.com

Imagen: Gabriela y Pablo en una competición de tango. 

Actualidad