Solicitar andadores y sillas de ruedas por la Seguridad Social

 

¿Cómo podemos solicitar andadores o sillas de ruedas por la Seguridad Social?

 

Para facilitar la vida de las personas mayores o de las personas con discapacidad, desde la Seguridad Social se destinan unas prestaciones que sirven para atender las distintas necesidades relacionadas con la mejora de sus servicios, actividades o también para hacer frente al gasto que suponen las distintas ayudas técnicas.

Estas prestaciones permiten un desarrollo más autónomo y seguro en su ámbito diario.

En este artículo, os explicamos cómo solicitar andadores para personas con movilidad reducida o sillas de ruedas y los requisitos necesarios a tener en cuenta.

 

Tal vez te interesa: Ayuda de 1000 euros por hijo con discapacidad Seguridad Social

 

 

Ayudas para personas con discapacidad en la Seguridad Social:

 

El procedimiento para pedir una silla de ruedas o un andador es el mismo y para ello deben seguirse una serie de pasos:

 

Primero, la persona afectada debe ir al médico de la sanidad pública para que, después de haber comprobado su condición, le realice la prescripción de la Silla de ruedas manual o del andador.

 

Solo un médico rehabilitador podrá determinar si la persona tiene una limitación grave y por ello necesita una silla de ruedas eléctrica. Para ello, el afectado debe tener una incapacidad permanente para la movilidad autónoma e invalidez para el manejo de una silla manual ocasionada por una limitación en las extremidades superiores.

También es necesario que el especialista verifique que la persona tiene suficiente capacidad visual, mental y de control para su uso.

 

 

¿Cómo solicitar la subvención por la Seguridad Social?

 

Cuando el especialista nos proporciona la prescripción del documento PAO (prescripción de artículo ortopédico) con el código y la descripción de la ayuda técnica, ya podremos dirigirnos a la ortopedia y comprarla.

Allí, se debe pedir la factura del producto con el mismo código proporcionado por el médico.

 

Esta subvención puede realizarse mediante el Servicio de Atención al Usuario de los centros asistenciales o Gerencia de Salud de Área de SACYL.

Para ello debes presentar el documento PAO y la factura de la Ortopedia, una fotocopia del DNI, de la tarjeta sanitaria y del número de cuenta bancaria donde se realizará el abono de la subvención.

La cuantía a abonar dependerá de cada comunidad autónoma así como también el tiempo en el que tardan en abonar la cantidad en la cuenta del beneficiario.

 

 

Si tienes una discapacidad reconocida superior al 33%, puedes beneficiarte de otras ayudas y prestaciones, te lo explicamos con detalle en el este artículo.

Actualidad