22/06/2018

Si, ¡tú puedes! La emotiva historia de Dick y Rick

 

Esta historia empieza hace 53 años, cuando Rick nació, le dijeron a su padre Dick Hoyt que su hijo permanecería en estado vegetal durante toda su vida debido a una parálisis cerebral provocada durante el embarazo.

Sus padres no se dieron por vencidos consiguiendo que Rick fuese admitido al colegio público, justo después que unos científicos desarrollaran un ordenador con el que Rick podía comunicarse.

Un día, Rick le preguntó a su padre si correría con él a una carrera de cinco millas. Su padre aceptó aunque nunca había corrido antes. Cuando terminaron la carrera Rick dijo que no se había sentido como un discapacitado, este hecho motivó a su padre para seguir haciendo cursas junto a su hijo. En 1981 padre e hijo participaron a su primera Maratón de Boston, formando el Hoyt Team que logro a logro han conseguido ser un equipo sin límites. Han conseguido más de 1.000 carreras juntos, entre ellas 241 triatlones, 6 Iron Man y más de 70 maratones.

Ahora ya tienen 75 y 53 años respectivamente pero aseguran que aún no quieren retirarse, conformando su famoso lema: “Si, ¡tú puedes!”.

Una historia motivadora, que nos demuestra que el amor por un hijo no tiene barreras: Un ejemplo a seguir para todo el mundo.

 

Fuente: www.vitonica.com