• Por qué dejan de caminar los ancianos: 7 causas posibles

Por qué dejan de caminar los ancianos: 7 causas posibles

 

¿Por qué dejan de caminar los ancianos? En este artículo te explicamos las posibles causas y sus síntomas.

 

Con el paso del tiempo, es habitual que las funciones motoras disminuyan, el tejido muscular se deteriora y aumenta la grasa y el tejido conjuntivo.

Así pues, la capacidad de andar o moverse se ven afectadas y también la autonomía diaria de la persona.

Te explicamos los causantes de esta alteración y cómo podemos mejorar su vida.

 

Tal vez te interesa: Cómo actuar ante la caída de un anciano y justo después

 

 

¿Cuáles son las causas de las dificultades para caminar?

 

Existen distintos factores que pueden alterar la marcha de las personas mayores:

1. Uno de los problemas de locomoción más comunes que afectan a las personas de avanzada edad es debido a distintos trastornos neurológicos que afectan a la capacidad de coordinar de la persona y de retener la información. Estos pueden derivar en enfermedades como el Alzheimer u otras demencias.

2. Otra enfermedad que puede ocasionar la disminución de la marcha es problemas relacionados con la inflamación de las articulaciones como la artritis de cadera o extremidades.

3. Alteraciones del desplazamiento debido a enfermedades como el Parkinson.

4. Problemas en la vista en los que al afectado les cuesta calcular distancias o distinguir las distintas tonalidades.

5. Roturas de los huesos debido a enfermedades como la osteoporosis.

6. Escaras o úlceras en los pies debido a un trastorno del tejido.

7. Lesión cerebral o de la médula espinal que causa una parálisis en ciertas zonas del cuerpo.

 

 

¿Cómo podemos evitar el deterioro de la movilidad?

 

Para evitar una disfunción de las funciones mentales y físicas de la persona, es primordial estimular la mente, una buena manera puede ser realizando Juegos de memoria. 

Para mejorar la circulación sanguínea y así evitar dolor y cansancio en las piernas, así como otras enfermedades relacionadas, es necesario mantener una dieta saludable rica en fibra, frutas, cereales y verduras, y sobre todo reducir el consumo de sal y mantener el cuerpo hidratado.

 

 

También es importante intentar mantener el cuerpo activo, en la medida de lo posible, realizando pequeños ejercicios diarios o dar paseos con frecuencia.

 

Para evitar que las personas de avanzada edad tengan un accidente, hay distintas ayudas técnicas  que pueden mejorar su autonomía y seguridad diaria.

Si en nuestro hogar hay escaleras, existen las sillas o plataformas salvaescaleras que sirven para superar las barreras arquitectónicas del entorno, permitiendo subir y bajar las escaleras a la persona mayor sin esfuerzo. De este modo, mejoramos su confianza e independencia.

 

 

Actualidad