• Ley para madres con hijos discapacitados 2020

Ley para madres con hijos discapacitados 2020

 

¿Qué declara la Ley sobre las madres y padres con hijos con discapacidad? Te explicamos la normativa de este 2020 y cuáles son los beneficios a los que pueden optar las personas en esta situación.

 

El cuidado de las personas en situación de dependencia, así como su inclusión social y su desarrollo personal, es uno de los primeros desafíos de la política social de los países desarrollados.

El objetivo es encargarse de las necesidades de las personas que, por encontrarse en una posición vulnerable, necesitan un soporte especial para realizar las distintas actividades esenciales de su vida diaria. También pretende mejorarse su autonomía y disponer de mayores derechos para su inclusión con el resto de las personas.

Te explicamos qué ayudas hay actualmente para hacer más fácil e inclusiva la vida de las familias con un hijo a cargo con discapacidad.

 

Inclusión de niños con discapacidad

 

Normalmente las parejas con cuidado a cargo de parientes con discapacidad, uno de los dos (madre o padre) tienen que pedir una reducción de jornada laboral o dejar de trabajar. Esto supone una disminución en los ingresos familiares.

Por ello, tener un hijo con discapacidad puede tener un impacto familiar en su ámbito social, laboral y económico. Por este motivo, existen algunas leyes que buscan garantizar una mejor conciliación cuando tienes un hijo con discapacidad.

 

”síndrome-down-ayudas-beneficios-niños-discapacidad-prestaciones-economicas-madres”

 

Un niño con Síndrome de Down o con diversidad funcional tiene los mismos derechos que el resto de niños con algunas diferenciaciones por el hecho de formar parte de un sector más vulnerable.

En este sentido, y según la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, los niños con discapacidad tienen derecho a una asistencia especial. También pueden solicitar una ayuda del gobierno para mejorar la situación financiera particular de su familia.

Por ello, existen 3 factores elementales que se acogen en esta convención:

  • Derecho a la educación.
  • Derecho al ocio.
  • Derecho a poder expresarse libremente y dar tu opinión.

Además de estos principios básicos, también existen los siguientes puntos:

  • Disponer de una vivienda adaptada a las necesidades de la persona con discapacidad.
  • Derecho a poder desplazarse de manera autónoma a través de un transporte accesible.
  • Protección sanitaria y acceso a los servicios para la cura de enfermedades.
  • En el ámbito de los servicios sociales, poder acceder a las distintas oportunidades sin discriminación por discapacidad.
  • Obtener apoyo técnico e informativo para disponer del primer trabajo.
  • Poder optar a las distintas ayudas técnicas que fomenten su autonomía personal y social.

 

La conciliación de la vida laboral y familiar con familiares e hijos discapacitados

 

Hay distintos derechos y prestaciones sociales para la igualdad de oportunidades de las familias con necesidades especiales. Existen diferentes partidas que pueden ser requeridas por título de familia numerosa, familias monoparentales y también para las familias al cuidado de hijos con discapacidad.

En este último caso, el grado del niño con discapacidad debe ser del 33% o más y debe estar reconocido con la obtención del certificado de discapacidad.

 

Leyes para madres y padres con hijos con discapacidad

 

Prestación económica con un hijo con un grado de discapacidad igual o superior al 33% y menor de 18 años:

Puede solicitarse una ayuda de 1.000 € por hijo de manera anual. No se tiene en cuenta los ingresos del afectado ni de la familia.

Prestación económica por hijo mayor de 18 años con discapacidad del 65% o más:

Puede solicitarse 4.747,20 € anuales por hijo a cargo. No se exige ningún límite de recursos económicos.

Ayudas por un hijo mayor de 18 años con discapacidad del 75% o más:

En este caso, es necesario que el hijo a cargo disponga de un cuidador para realizar las tareas de su diaria. La cuantía abonada será de 7.120,80 € anuales por hijo, sin límite de recursos económicos.

 

”ayudas-madres-niños-discapacidad-prestaciones-economicas”

 

Además de estas ayudas, también existe una deducción por descendiente con discapacidad en la Declaración de la Renta de hasta 1.200 euros anuales. Asimismo pueden cobrarse de manera anticipada en pagos fraccionados de 100 euros mensuales.

Existe otra deducción por cónyuge con discapacidad si no se tiene un ingreso superior a 8.000 € anuales, con exclusión de las rentas exentas.

 

En cuanto a periodo de descanso laboral por nacimiento, actualmente la madre biológica disfruta de 16 semanas de periodo de suspensión laboral. El otro progenitor dispone de una suspensión total de 12 semanas.

En el caso de tener un hijo con discapacidad, cada uno de los progenitores dispondrá de 1 semana más por hijo/a para sus cuidados directos.

 

Prestaciones autonómicas y estatales

 

A parte de las ayudas ya mencionadas pensadas para las familias al cuidado de hijos con discapacidad, también existen otro tipo de ayudas en materia de igualdad destinadas a personas con discapacidad reconocida.

Si se tiene una minusvalía con un grado igual o superior al 33% existen distintas partidas y beneficios destinadas a mejorar su calidad de vida y equiparar oportunidades.

Es imprescindible disponer del certificado donde se acredita el grado de discapacidad de la persona para poder optar a las distintas ayudas. Además, la persona beneficiaria de la prestación debe estar afiliada al Sistema de la Seguridad Social.

 

”ayudas-beneficios-madres-niños-discapacidad-33-prestaciones-economicas”

 

Cada comunidad autónoma cuenta con unas partidas presupuestarias distintas para este tipo de subvenciones.

Te mencionamos algunos de los beneficios/ayudas que puedes acceder con el certificado de discapacidad:

  • Deducciones sobre la cuota autonómica IRPF.
  • Ayudas económicas en el sector de la educación.
  • Ayudas para comprar una vivienda.
  • Ayudas para comprar o adaptar un vehículo así como reducciones o exención del impuesto de circulación y de matriculación.
  • Ayudas para acceder al mundo laboral.
  • Abonos para la utilización del transporte público.
  • Descuentos en cultura y ocio.
  • Ayudas para recibir material médico como sillas de ruedas, prótesis o andadores.

 

Cuando el hijo o menor a cargo tiene un grado del 65% o más, a parte de las ventajas citadas también pueden optarse a una serie de bonificaciones extras.

 

Movilidad y accesibilidad universal para personas con discapacidad

 

Además de los puntos anteriores, también existen ayudas destinadas a adaptar las viviendas y vehículos para conseguir una accesibilidad universal y mejorar la autonomía personal.

En este sentido, todas esas instalaciones o adaptaciones que se consideren necesarias para mejorar el desplazamiento de las personas con movilidad reducida o discapacidad, pueden optar a una ayuda económica.

En este sentido, si se necesita instalar una ayuda técnica como una silla salvaescaleras, una plataforma subeescaleras o un elevador vertical también puede optarse a este tipo de prestación económica. Te dejamos un artículo donde te explicamos en detalle las distintas subvenciones para mejorar la accesibilidad que existen en España. 

 

”ayudas-salvaescaleras-sillas-plataformas-elevadores-beneficios-niños-discapacidad-prestaciones-economicas”

Actualidad