La tenista que lo ha dado todo por el triunfo y con un coraje enorme: Esther Vergeer

 

Esther Vergeer es una tenista holandesa retirada en silla de ruedas. Con solo 8 años, los médicos detectaron que Vergeer tenía una mielopatía vascular alrededor de su médula espinal. Tuvo una operación en donde le tocaron algunos nervios que la dejaron postrada en una silla de ruedas. Después de varios meses en el hospital y de tener que enfrentarse a una nueva realidad, decidió que lo mejor era volcarse en el deporte y seguir adelante. Antes de practicar el tenis, probó con el voleibol y el baloncesto en silla de ruedas (donde ganó en Europeo con su selección) y finalmente el tenis adaptado. A los 16 la llamó un seleccionador holandés para entrenar para llegar a ser la número uno.

Combinando singles y dobles, ha ganado 48 torneos de Grand Slam, 23 campeonatos de fin de año y 7 títulos paralímpicos. Vergeer fue la jugadora de tenis en silla de ruedas número uno del mundo desde 1999 hasta su retiro en febrero de 2013. En partidos de individuales, estuvo invicta desde enero de 2003 y terminó su carrera con una racha ganadora de 470 partidos. A menudo se la menciona como la jugadora más dominante en deportes profesionales.

Aunque en 2013 Vergeer se retiró del tenis, no ha dejado de hacer actividades, creando su propia Fundación dirigida a que niños discapacitados puedan practicar deporte, su grupo de atletas paralímpicos, y conferencias en las que habla de su experiencia.

Sin duda, otro caso de superación, perseverancia y motivación que sirven de inspiración para todo el mundo.

 

Fuente: www.sportskeeda.com

Actualidad