Hidrocinesiterapia: Qué es, ejercicios y cuándo hacerla

 

En este artículo te explicamos la importancia de la hidrocinesiterapia, qué es, ejercicios y cuándo debemos hacerla.

 

 

¿Qué es la Hidrocinesiterapia?

 

La hidrocinesiterapia es una terapia con agua que sirve para rehabilitar después de un tratamiento post traumático o una cirugía. También puede recomendarse antes de ciertos procedimientos quirúrgicos, como el reemplazo de cadera o las operaciones del ligamento cruzado.

La hidroquinesioterapia aprovecha los objetivos terapéuticos de las propiedades físicas del agua. En el agua, el peso del cuerpo es entre un 85-90% más ligero, de esta manera, el paciente se siente seguro de mover sus articulaciones sin sentir el peso y la tensión del movimiento.

Gracias a la presión que realiza el agua a la persona, se estimula el flujo circulatorio linfático y se reduce la aparición de edemas. Además, cuando practicamos la terapia en agua caliente superior a 30° C, la circulación mejora, reduciendo el dolor muscular y ayudando a relajar los músculos.

 

 

Cuándo hacer la hidrocinesiterapia

 

Esta terapia se recomienda a esas personas con afecciones ortopédicas, traumatológicas, neurológicas, pulmonares y cardiológicas. Los problemas que más a menudo llevan a los usuarios a emprender un proceso de rehabilitación en agua son las miopatías, distrofias musculares, dolor lumbar, alteraciones postquirúrgicas, fracturas y esguinces.

La hidrocinesiterapia es útil sobre todo en las primeras etapas de rehabilitación ya que mejora la recuperación de los movimientos básicos del cuerpo. Esta terapia debe adaptarse a las necesidades de cada usuario para obtener una rehabilitación eficiente.

Es importante tener claras las diferencias entre la hidroterapia y la gimnasia acuática, pues esta última sirve para realizar ejercicios que mejoren la condición muscular de la persona mientras que la hidroterapia es útil para la rehabilitación del movimiento aprovechando la masa del agua.

Hay veces en que a estos pacientes les puede resultar difícil acceder al interior del agua por falta de movilidad o dolores musculares, en estos casos existen los elevadores para piscina que ayudan a la persona a entrar y salir del agua de manera fácil y segura.

 

 

 

Ejercicios de rehabilitación en el agua

 

Existe una amplia selección de ejercicios que pueden ayudar a mejorar la movilidad de los pacientes dependiendo de sus necesidades específicas. Para ello, se crea una tabla de ejercicios personalizada que permite mejorar sus dolencias y ganar fortaleza muscular.

Pueden realizarse ejercicios para mejorar la capacidad aeróbica como correr/caminar debajo del agua.

También se recomiendan los estiramientos y movilizaciones que ayuden a desarrollar la flexibilidad de la persona y aumentar la movilidad de las articulaciones, sobretodo de esas partes afectadas ya sean hombros, rodillas, muñecas, caderas…

Los ejercicios debajo del agua también ayudan a mejorar la tonificación de los músculos del cuerpo.

Estas actividades nos permitirán mejorar nuestro nivel cardiovascular, aumentando la frecuencia respiratoria y mejorando la condición física con una disminución de la grasa corporal.

El doctor o terapeuta podrá determinar cuáles son las actividades aconsejadas que puede practicar el paciente. 

Actualidad