• Dolor de rodilla: Causas, tipos y tratamientos

Dolor de rodilla: Causas, tipos y tratamientos

 

¿Qué causa el dolor de rodilla? Te explicamos qué tipos hay y los tratamientos que te ayudarán a aliviar este dolor.

 

El dolor de rodilla es bastante común y puede afectar a personas de todas las edades. Este dolor puede perjudicar el desplazamiento de las personas, sobre todo cuando tienen que subir y bajar escaleras, arrodillarse o correr.

En este artículo te hacemos un resumen de los distintos causantes de esta afectación y cómo podemos curarlos o prevenirlos.

 

 

El dolor de rodilla, uno de los más extendidos

 

Las articulaciones de la zona de la rodilla tienen un riesgo más elevado de padecer enfermedades o lesionarse. Por ello, la mayor parte de la población ha sufrido o sufrirá en algún momento molestias o dolores en esta zona.

Los ligamientos, los tendones y los músculos de la rodilla se encargan de estabilizar la articulación. El dolor de rodilla normalmente se produce como resultado de varias causas o condicionantes en una de estas estructuras. 

Esta aflicción puede ser temporal como consecuencia de una lesión o accidente, o crónico debido a diversas afecciones. El dolor crónico rara vez desaparece sin un tratamiento.

Otros factores que aumentan la probabilidad de padecer dolor de rodilla crónico son una edad avanzada, lesiones o tramos anteriores, actividad atlética o ejercicio físico intenso.

 

”dolor-rodilla-accesibilidad-movilidad-reducida-sintomas-causas”

 

 

¿Qué provoca el dolor de rodilla? Causas principales y síntomas

 

Existen distintas enfermedades o condicionantes físicos que pueden ser el causante de este dolor.

Éstas pueden ser:

Osteoartritis: dolor, inflamación y disminución articular causada por una degeneración y el deterioro de la articulación.

Tendinitis: dolor en la parte delantera de la rodilla que empeora al subir o bajar escaleras o al ascender por una pendiente.

Bursitis: inflamación causada por un uso excesivo repetido o una lesión de la rodilla.

Condromalacia rotuliana: cartílago dañado debajo de la rótula.

La gota: artritis causada por la acumulación de cristales de ácido úrico.

Quiste de Baker: una acumulación de líquido sinovial (líquido que lubrica la articulación) detrás de la rodilla.

Artritis reumatoide: un trastorno inflamatorio autoinmune crónico que causa hinchazón dolorosa y eventualmente puede causar deformidad articular y erosión ósea.

Dislocación: dislocación de la rótula como resultado de un golpe.

Desgarro del menisco: una ruptura en uno o más de los cartílagos de la rodilla.

Desgarrado del ligamiento: una rotura de ligamiento puede ocasionarse en uno de los cuatro ligamentos de la rodilla. El que se lesiona con una mayor frecuencia es el ligamento cruzado anterior.

Tumores óseos: La osteosarcoma es un tipo de cáncer que comúnmente afecta en las células de los huesos de la rodilla.

 

”dolor-rodilla-accesibilidad-movilidad-reducida-sintomas-causas”

 

 

Imposibilidad para realizar movimientos y problemas de movilidad diaria

 

Los síntomas del dolor de rodilla son diferentes en cada persona, y la causa del dolor de rodilla a menudo afecta cómo se siente el dolor. Este dolor puede provocar que la persona no pueda moverse correctamente y tenga problemas en su desplazamiento diario. El dolor de rodilla puede presentarse como:

Dolor temporal o constante

Dolor agudo y punzante

Debilidad o desequilibrio de la zona

Problemas para extender o flexionar la rodilla

Inflamación o enrojecimiento

 

Tipos de lesiones de rodillas

 

• Las distensiones de la rodilla se producen cuando los tendones o músculos que rodean la rodilla se estiran, generalmente debido a una actividad física demasiado intensa.

• La bursitis de rodilla ocurre cuando la bolsa llena de líquido (bolsa) en la rodilla se irritan, inflaman o se infectan. Estas bolsas están ubicados alrededor de las articulaciones y actúan como amortiguadores que minimizan la fricción entre los músculos y los tendones alrededor de las articulaciones.

• Las roturas del menisco es una de las lesiones más habituales en la lesión de rodilla. Los meniscos pueden lesionarse con una actividad física provocado por una torsión o giro de la rodilla con fuerza. También pueden volverse disfuncionales gradualmente debido al uso excesivo y/o al envejecimiento.

• La dislocación de la articulación de la rodilla puede ocurrir debido a lesiones de gran impacto en la rodilla como deportes o un accidente automovilístico. Se trata de una lesión dolorosa que provoca una deformación temporal y paraliza el movimiento articular. Necesita un tratamiento de emergencia o una cirugía.

• La dislocación de la rótula se produce cuando el hueso de forma triangular de la rodilla se desplaza de su lugar. Esta dislocación puede ser muy dolorosa, pero generalmente no pone en peligro la vida y puede volverse a colocar en su posición normal o con fisioterapia.

• Las fracturas de rótula ocurren por golpes directos en los huesos de la articulación: fémur, tibia, peroné y rótula. Normalmente son provocados por practicar deportes, por caídas o accidentes de tráfico.

 

Otros tipos de lesiones de rodilla:

• Otra lesión ocasionada por un uso excesivo de la rodilla incluye el síndrome de dolor patelofemoral también llamado "rodilla del corredor". Es común en personas que realizan práctica deportiva que implican correr y saltar. Estas lesiones provocan dolor leve en la parte delantera de la rodilla que puede intensificarse realizando ciertos ejercicios.

• La osteocondritis disecante es un trastorno articular que se ocasiona cuando el hueso y el cartílago de debajo de las articulaciones no reciben suficiente suministro de sangre. Esto provoca dolor y rigidez en las articulaciones.

• La enfermedad de Osgood-Schlatteres una afección en los niños y adolescentes causada por brotes de crecimiento que provocan dolor e inflamación en la rodilla debajo de la rótula.

 

La artritis un responsable habitual. Tipos de artritis que afectan a la rodilla

 

La artritis es una inflamación articular que produce dolores, enrojecimiento y pérdida de movimiento. En casos más avanzados puede llegar a destruir la articulación. Los Entre los tipos más comunes de artritis hay la Artrosis y la artritis reumatoide.

• La artrosis de rodilla es un dolor ocasionado por un desgaste del cartílago articular. El cartílago contiene un fluido llamado líquido sinovial que sirve para amortiguar los extremos de los huesos. De este modo, se realiza el movimiento articular sin apenas fricción. Un desgaste o daño puede hacer que el hueso entre en contacto con el otro hueso.

• La artritis reumatoide se produce cuando el propio sistema inmunitario ataca la membrana sinovial provocando hinchazón. Con el desarrollo de esta enfermedad puede llegar a destruirse el cartílago y el hueso de la articulación.

 

”dolor-rodilla-accesibilidad-movilidad-reducida-sintomas-causas”

 

 

Factores de riesgo del dolor de rodilla

 

Hay algunos factores que pueden aumentar el riesgo de padecer problemas de rodilla.

El sobrepeso y la obesidad son los principales causantes de dolor crónico de rodilla.

Realizar actividad física sin estirar adecuadamente también puede aumentar el riesgo de padecer una lesión traumática en la rodilla.

Beber alcohol o fumar en exceso. Un estilo de vida poco saludable también puede contribuir a aumentar el riesgo.

Trastornos degenerativos ocasionados normalmente por el envejecimiento. A medida que envejeces aparecen ciertas patologías como la osteoporosis.

 

 

Tratamientos para curar o aliviar el dolor en las rodillas

 

Para curar o aliviar el dolor de las rodillas dependerá de cada persona y del tipo de lesión. En este sentido, es aconsejable acudir a un médico que puede realizar un diagnóstico y el tratamiento del dolor de rodilla que mejor se adapte a nuestra condición.

Te dejamos con algunos consejos que pueden ayudar a prevenir el dolor:

1. Calentamiento antes del ejercicio. Estire los cuádriceps y los músculos isquiotibiales antes y después del ejercicio.

 

”dolor-rodilla-ejercicios-actividad-fisica-movilidad-reducida-causas-calentamiento”

 

2. Realizar ejercicios de bajo impacto. Correr ejerce una fuerza adicional sobre tu rodilla. Es más recomendable caminar, nadar o ir en bicicleta, pues el impacto no es tan fuerte. También puede mezclar ejercicios de bajo impacto con ejercicios de alto impacto para que las rodillas puedan descansar.

3. Controlar el peso. Evitar el sobrepeso para no sobrecargar las rodillas.

4. Controlar la dieta. Mantén una alimentación equilibrada y rica en vitaminas. También es muy importante hidratarse sobre todo al realizar ejercicios.

5. Utiliza plantillas o rodilleras. Las plantillas para zapatos pueden mejorar los problemas del pie o de la marcha que pueden estar contribuyendo al dolor de rodilla. Las rodilleras también son muy útiles para prevenir y tratar lesiones o dolor en esta zona.

6. Cambiar de manera periódica el calzado. Comprueba que el calzado para correr y caminar esté en buen estado y asegura una buena sujeción y amortiguación.

 

”dolor-rodilla-accesibilidad-movilidad-reducida-sintomas-causas”

 

Actualmente, se ha demostrado que una de las técnicas más útiles para evaluar las lesiones de rodilla y facilitar un diagnóstico es a través de una resonancia magnética.

 

Soluciones de accesibilidad para personas con dolor de rodilla y lesiones permanentes

 

Los salvaescaleras son ayudas técnicas pensadas para mejorar la calidad de vida de cualquier persona.

Son especialmente útiles para esas personas que sufren dolor de rodilla o cualquier otra patología relacionada con una falta de movilidad. Por ello, este tipo de soluciones pueden ayudarles a mejorar su desplazamiento diario.

Si sientes dolor al subir escaleras en tu propio hogar, una solución cada vez más extendida es la de instalar una silla salvaescaleras. Se trata de una ayuda muy útil para esas personas que han sufrido una lesión temporal. A modo preventivo evita que sufran un accidente mayor y también mejoran su confort. También es muy beneficioso para esas personas que tienen una dolencia crónica y que puede prolongarse en el tiempo.

 

 

 

Actualidad