• Qué es la coaxtrosis y la artrosis de cadera

Coxartrosis y artrosis de cadera

 

La coxartrosis y artrosis de cadera es una enfermedad crónica que afecta al movimiento de una persona. Te explicamos todo lo que necesitas saber y, además, te damos algunos trucos que pueden serte muy útiles.

¿Qué es la coxartrosis de cadera?

 

La articulación que forma la cadera se produce mediante la unión entre los huesos de la pelvis y el fémur. Esta unión se denomina articulación coxofemoral. La zona del fémur que está en contacto con la pelvis es esférica (se llama cabeza del fémur o cabeza femoral) y el hueco de la pelvis encaja perfectamente en ella dándole total movilidad.

Tanto el fémur como la pelvis están recubiertos de cartílago, es decir, un tejido que facilita el movimiento entre estos dos componentes y evita el roce de hueso con hueso.

”qué

La coxartrosis y artrosis es una enfermedad degenerativa que aparece cuando hay una lesión del cartílago articular de la zona. Este deja de hacer su función de desplazar correctamente las diferentes superficies articulares de los huesos.

Las causas de la artrosis pueden ser por el uso constante de la articulación a lo largo de la vida de una persona, un traumatismo o fracturas.

Con el paso del tiempo la persona ve como va perdiendo movilidad en la zona, después tiene dolor cuando hace ejercicio y, finalmente, este dolor persiste aun sin realizar ejercicio o actividad.

 

Antecedentes y causas de la coxartrosis

 

Las causas de la coxartrosis se pueden recoger en cuatro grandes grupos:

  • Traumatismos: lesiones o enfermedades (luxación).
  • Vasculares: pueden provocar luxaciones o daños vasculares (como la enfermedad de Perthes).
  • Congénitos: a causa de predisposición genética o por un mal desarrollo de las articulaciones.
  • Desequilibrio: por culpa de una dismetría o desigualdad de los miembros inferiores.

 

Tipos de artrosis de cadera y diagnóstico

 

Hay tres tipos de artrosis de cadera en función de su gravedad:  leve, moderada y severa. Diagnosticar la enfermedad es muy sencillo ya que normalmente bastará con hacer una radiografía o una resonancia magnética de la zona para confirmar lo que sospecha el médico al hablar con el paciente.

Con una radiografía el médico podrá comprobar el desgaste de la articulación y si se trata de un caso leve o más grave. Además, también se hace una exploración de articulación de la cadera.

 

Prevención para la artrosis de cadera

 

Si quieres prevenir la artrosis de cadera o la artrosis en general estos consejos van a funcionarte:

  • Mantener un peso óptimo para la constitución de la persona y evitar sobrepeso.
  • Realizar paseos con periodos de reposo.
  • Realizar movimientos sin resistencia de la cadera y sin dolor.
  • Practicar natación y bicicleta.

  

 

Además, puedes eliminar de tu dieta alimentos que sean inflamatorios y sustituirlos por otros que tengan el efecto contrario.

Alimentos que debes evitar:

  • Carnes rojas (se aconseja poco consumo de carne en general).
  • Marisco.
  • Aceite de girasol y soja.
  • Azúcares.
  • Alimentos procesados.
  • Alcohol.
  • Vísceras.
  • Alimentos enlatados.

Alimentos buenos que evitan o disminuyen los síntomas de la artrosis:

  • Alimentos ricos en omega 3: pescado azul, nueces y semillas. Se aconseja como mínimo 100g al día de omega 3.
  • Antioxidantes: alimentos con vitaminas A (boniatos, zanahorias, albaricoques o calabazas), vitamina C (frutas cítricas, kiwi, grosellas negras o pimientos rojos) y E (frutos secos y semillas). 
  • Vitamina D: salmón, cereales, sardinas, productos lácteos, hongos y setas.
  • Vitamina K: coles de Bruselas, col rizada, brócoli o espinacas.

 

”actividades

 

Síntomas y dolor

 

El principal síntoma que produce la artrosis es el dolor. Empieza siendo un dolor que aparece cuando se utiliza la articulación, pero con el tiempo es crónico y persiste aunque la persona este en estado de reposo. En algunos pacientes aparece la perdida de movimiento de la zona antes que este empiece a provocar dolor.

Normalmente, en artrosis de cadera, se localiza el dolor en la ingle y, en menor medida, en la parte posterior de la cadera y en la cara anterior del muslo. En ocasiones, el paciente puede tener dolor en la rodilla por lo que puede confundir el médico que realiza la visita. Este tipo de dolor se denomina dolor referido y, para asegurar la causa se hace una exploración de la cadera ipsilateral.

 

Tratamientos para la artrosis de cadera

 

En función del tipo de artrosis el tratamiento puede variar. Cuando se trata de artrosis moderada se aconseja al paciente que controle el peso (en caso de pacientes con sobrepeso se recomienda dieta), actividad física sin impacto, sesiones de rehabilitación o fisioterapia.

En casos en que el dolor empieza a ser una molestia para los pacientes con artrosis, normalmente en artrosis de avance moderado, se receta antiinflamatorios o analgésicos.

Cuando se trata de artrosis grave, se considera la opción de realizar ciertas intervenciones quirúrgicas como infiltraciones con ácido hialurónico que tiene efectos lubricantes para la articulación además de antiinflamatorios. Como ultima alternativa hay la operación de la cadera donde normalmente se opta por la implantación de una prótesis total de cadera.

 

”operación

 

Problemas de movilidad por coxartrosis

 

La artrosis es una enfermedad crónica que puede provocar problemas de movilidad de las articulaciones antes que empiece el dolor. Hay personas que tienen dificultades para abrocharse los zapatos o hacer movimientos simples.

Esta enfermedad se caracteriza por tener un proceso degenerativo por lo que el cuadro del paciente va empeorando con el tiempo. La calidad de vida de la persona va disminuyendo porque, además de la falta de movilidad, también termina con dolores graves que la incapacitan para poder hacer su vida con normalidad.

 

Soluciones de accesibilidad para personas con dolores articulares y artrosis

 

Para mejorar la calidad de vida de una persona con artrosis podemos valorar la opción de instalar un salvaescaleras en casa. Con una solución como esta aseguramos que la persona pueda moverse con seguridad y de forma autónoma por la casa. Gracias a un salvaescaleras la persona puede disminuir el dolor provocado por el movimiento de la cadera al subir y bajar las escaleras.

Las sillas salvaescaleras son la opción más indicada para solucionar estos problemas. Destacamos la silla subeescaleras SOCIUS con el tipo de asiento PERCH, este tiene la particular que permite que la persona usuaria pueda semi-sentarse en la silla evitando posibles dolores.

Si tienes problemas de movilidad, cuenta con VALIDA para encontrar una solución para mejorar tu accesibilidad y mejorar el confort en casa.

 

* Este artículo es orientativo y en ningún caso sustituye la información que pueda proporcionarnos un profesional sanitario.

Actualidad