¿Cómo podemos cuidar nuestras articulaciones?

 

Las articulaciones son aquellas zonas en la que se unen dos o más huesos: rodilla, cadera, codo o el hombro, pueden dañarse por muchos motivos, por ejemplo, por diferentes tipos de lesiones o por enfermedades.

El cartílago de la articulación se va desgastando con la edad, es por esto que un elevado porcentaje de personas padecen malestar articular ocasionado por la incapacidad de producir colágeno, una proteína que ayuda a conservar las articulaciones en condiciones normales.

Para cuidar las articulaciones es importante tener en cuentas algunas recomendaciones que pueden evitar estas molestias:

La práctica de ejercicio moderado de forma regular puede ayudar a fortalecer las articulaciones. Caminar, nadar o ir en bicicleta pueden mejorar la protección de los huesos y en consecuencia evitar el dolor y sus molestias. También es importante respetar los tiempos de descanso para que las articulaciones tengan tiempo de recuperarse. Se debe procurar minimizar los movimientos repetitivos, como correr y saltar, pues éstos aumentan la presión y el roce en las articulaciones, lo que conlleva un mayor desgaste.

Dormir bien es fundamental, siempre cuidando las posturas. Se recomienda dormir de lado y con las rodillas dobladas.

Reducir el riesgo de caídas y evitar hacer esfuerzos por encima de las posibilidades de cada uno.

Es importante seguir una dieta variada, haciendo especial hincapié en los lácteos (fundamentalmente para fortalecer los huesos), las proteínas (para los músculos) y las vitaminas A, C y D. Incluir complementos alimentarios ricos en colágeno en la dieta.

El sobrepeso disminuye el desgaste en la articulación, por lo que tener un peso ideal ayuda a reducir el estrés de las rodillas y caderas.

Evita el tabaco y no abuses del alcohol ya que estos tienen un efecto dañino sobre las células del cartílago.

No esperes a que el dolor vaya en aumento y consulta con tu médico o farmacéutico si sientes molestias.

 

Fuente: objetivobienestar.com

Actualidad