Cómo pasar de incapacidad permanente absoluta a gran invalidez

 

¿Cuándo pasamos de incapacidad permanente absoluta a gran invalidez? ¿Cuáles son las diferencias? 

Existen distintos grados de discapacidad dependiendo del porcentaje de reducción de la capacidad de trabajo para la profesión habitual que realiza el trabajador.

Para la solicitud de cualquier tipo de incapacidad laboral deben cumplirse unos requerimientos específicos que corresponden al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INNSS) a través de los órganos encargados de todas las fases de la actuación para valorar, autorizar y reconocer el tipo de incapacidad y de esta manera otorgar el derecho a las ayudas económicas tributarias pertinentes a cada usuario según su grado de discapacidad.

A continuación te explicamos todo lo que debes saber acerca de la incapacidad permanente absoluta y la gran invalidez.

 

 

¿Qué es la Incapacidad permanente absoluta?

 

 

La incapacidad permanente absoluta es el grado de incapacidad laboral en el que el trabajador no puede realizar ningún trabajo por culpa de una enfermedad o lesión. Esta incapacidad debe solicitarse en un centro de atención e información de la Seguridad Social una vez se haya reconocido.

Se trata de una pensión contributiva que dependerá de las bases de cotización provistas por el empresario o, en caso de ser autónomo, las cuotas de autónomo. En este sentido, si se reconoce esta incapacidad la persona puede optar al 100% de la Base Reguladora. Cuando se reconoce este grado de discapacidad laboral, automáticamente se dispone del 33% de discapacidad, otorgando una serie de beneficios para ayudar a cubrir las necesidades básicas que implica esta condición.

Cuando este tipo de incapacidad es derivada por una enfermedad común o un accidente no laboral, la INSS se hace cargo de pagar la pensión perteneciente a la persona afectada.

En caso de accidente laboral y enfermedad profesional, quien paga esta pensión es la mutua de accidente de trabajo y enfermedades profesionales.

Si este accidente laboral o enfermedad laboral son ocasionados por una negligencia del empresario, el usuario podría percibir entre un 30% o un 50% más de pensión en forma de indemnización.

 

 

¿Qué es la Gran invalidez?

 

 

La Gran Invalidez es el grado máximo de incapacidad laboral. La persona con este grado no puede realizar ninguna actividad laboral debido a una enfermedad o lesión y además necesita de la asistencia de otra persona para su desarrollo diario.

Para disponer de los beneficios que este grado de discapacidad implica, la persona deberá estar dada de alta o asimilada al alta. Otro punto será no acceder la edad de jubilación ordinaria y disponer de un tiempo mínimo de cotización.

En esta incapacidad, el afectado debe cobrar el 100% de la Base Regulador y además existe un suplemento por Gran Invalidez resultado de sumar el 45% de la base mínima de cotización vigente en el Régimen General y el 30% de la última base de cotización del trabajador adecuado a la circunstancia de la que proceda la condición de Incapacidad Permanente.

Al igual que en la Incapacidad permanente absoluta, el abono de la cuantía que debe recibir el afectado debe efectuarlo el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) cuando la gran invalidez derive de enfermedad común o accidente no laboral.

Cuando la gran invalidez es ocasionada por enfermedad profesional o accidente de trabajo, la pensión viene derivada por el mismo Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), o la Mutua Colaboradora con la Seguridad Social, dependiendo quien tenga el registro de la cobertura.

 

 

Para poder solicitar una Incapacidad Permanente laboral es necesario aportar una serie de documentación de carácter general y específico, además, deben rellenarse los formularios especificados en este enlace y presentarlos en cualquiera de los centros de atención e información del INSS.

La resolución de la incapacidad podrá revisarse por agravación, mejora o por equivocación de la valoración siempre que la persona inválida no haya excedido la edad de jubilación, permitiendo verificar o cambiar el grado o la extinción de la inhabilitación y de la paga.  

Actualidad