• Remedios para tener buena circulación linfática

Cómo mejorar la circulación linfática y el sistema linfático. 10 Remedios caseros

 

¿Ya no sabes qué hacer para mejorar la hinchazón causada por tu mala circulación linfática? Muchas personas se encuentran que, por causas desconocidas, tienen mala circulación de la linfa del cuerpo que les provoca hinchazones en distintas partes del cuerpo.

A veces, la razón por tener una mala circulación puede ser simplemente una tendencia genética por lo que no tiene ninguna cura. La única forma para mejorar las consecuencias es cuidar tu cuerpo con las siguientes indicaciones que te damos.

Cómo mejorar el sistema linfático y circulación linfática

El sistema linfático forma parte del aparato circulatorio y se encarga de recoger la linfa de todo el cuerpo humano. La linfa es un líquido intersticial que contiene glóbulos blancos. Además, contiene el tejido linfoide, el componente principal del sistema inmunitario.

La formación de la linfa se produce cuando se recoge sustancias del torrente sanguíneo y cuando los capilares intercambian sustancias con las células de los tejidos corporales.

La linfa drena hacia los capilares linfáticos que conducen el líquido hacia vasos linfáticos más grandes. Estos son los órganos linfoides y ganglios linfáticos que tienen forma de frijol y que filtran la linfa de sustancias no deseadas. Los órganos linfáticos, contienen linfocitos y otras células de defensa producidos por la médula ósea.

Una vez la linfa es filtrada, se transporta mediante el conducto torácico y el conducto linfático derecho. Después se retorna al sistema venoso para que vuelva a ingresar al torrente sanguíneo. 

 

 

Ejercicios para la circulación linfática

El ejercicio favorece la expulsión de las toxinas presentes en la sangre. Por esta razón. la práctica de deporte mejora considerablemente la circulación.  

Caminar o gerontogimnasia

Caminar es un ejercicio sencillo que puede realizarlo casi todo el mundo. Todos los médicos recomiendan caminar una hora al día para activar la circulación y mejorar el estado físico de una persona.

Otra opción es practicar gimnasia para mayores o gerontogimnasia.

Yoga

El yoga ofrece amplias posibilidades en intensidad de los ejercicios, así prácticamente, todo el mundo puede realizarlo. El yoga combina movimientos enfocados en la flexibilidad y la fuerza y, al final, mejora la condición física de la persona.

Actividad física: bici, correr, bailar, nadar…

 

”

 

Para personas que no tengan problemas de movilidad deben adquirir buenos hábitos para realizar ejercicio más intenso que solamente caminar. Como bien se sabe, el deporte tiene beneficios en la salud física y psicológica.

 

Alimentos para mejorar el sistema linfático y circulación linfática

 

Frutas, verduras y otros alimentos

Las frutas y verduras son fuentes de antioxidantes y nutrientes para el cuerpo. Además, te decimos 10 remedios naturales para controlar mejorar la circulación:

  1. Limón: la vitamina C influye en el colágeno y elastina, proteínas que mejoran la pared capilar. Remedio: Zumo de 1 limón en un vaso de agua por las mañanas.
  2. Cúrcuma: es antiinflamatoria y tiene efectos antioxidantes. Remedio: 2 rodajas de raíz fresca al día en una infusión, smoothie, crema o salsa con pimienta negra y aceite.
  3. Jengibre: activa la circulación de la sangre. Remedio: consumir seco en salsas, cremas de verduras, dulces o infusiones.
  4. Pipas de girasol: aportan vitamina E (es un antioxidante muy potente) y aminoácidos esenciales para las estructuras capilares. Remedio: 1 cucharada al día, si puede ser tostadas o remojadas 12h y deshidratadas.
  5. Ajo: tiene efecto anticoagulante, estimula especialmente la circulación de los vasos sanguíneos. Remedio: comer un diente crudo machacado.
  6. Trigo sarraceno: es un pseudocereal que, juntamente con la vitamina C protege la pared de los vasos y capilares. Remedio: cada semana 2 o 3 raciones cocido.
  7. Cola de caballo: mejora los vasos. Remedio: dos tacitas en infusión, mejor con la planta molida. O tostada y añadida en ensaladas y cremas.
  8. Bayas: son ricas en antioxidantes y mejoran el tono venoso.Remedio: consumir un puñado al día.
  9. Mijo: tonifica el bazo. Remedio: 1 o 2 raciones a la semana como cereal o en forma de croquetas.
  10. Nueces: son vasodilatadoras y ricas en omega-3, ácido muy recomendable para su efecto antiinflamatorio. También aporta vitamina B3 que favorece la circulación y el retorno venoso. Remedio: Un puñado al día.

 

”

 Plantas que favorecen al sistema linfático

 

    • El Mijo: perfecto para tonificar el bazo.
    • Cola de caballo: mejora el estado de los vasos, es rica en silicio (elemento que influye en la formación del colágeno y en el mantenimiento de las paredes vasculares).
    • Cúrcuma: es antiinflamatoria y tiene beneficios antioxidantes por lo que contrarresta la acción de radicales libres y tóxicos en el organismo.
    • Jengibre: activa la circulación.
    • Ortiga: combinada con espino y melisa ayuda a regular la hipertensión.
    • Aquilea: si se combina con melisa y espino en infusiones reduce la hipertensión y mejora la arteriosclerosis.
    • Romero: fortalece el corazón, reduce varices y previene arteriosclerosis.
    • Ginkgo: estimula la circulación y es un vasodilatador.

 

Remedios caseros para la circulación linfática

    • Té de hojas de nogal: ayuda a descomponer las toxinas y disminuye el nivel de inflamación de los tejidos.
    • Infusión de caléndula: mejora la eliminación de toxinas y regula la producción de líquido linfático.
    • Infusión de raíz de bardana: ayuda a filtrar y a descomponer las toxinas del cuerpo.
    • Té de hinojo: ayuda a eliminar toxinas, tiene antioxidantes, vitaminas que también ayudan a proteger las células
    • Té de equinácea: tiene propiedades antiinflamatorias, es un vasodilatador y minimiza las dificultades del sistema linfático. También facilita la expulsión de los metales pesados.
    • Té de cúrcuma, jengibre y limón: es antiinflamatorio y promueve la salud del sistema linfático porque elimina las toxinas.

 

Finalmente, como terapia alternativa, se puede acudir a un especialista en psiconeuroinmunología. Es una una medicina que estudia la relación entre los procesos psicológicos, el sistema nervioso y el inmunitario del cuerpo para poder afrontar el problema de mala circulación linfática de una forma global.

Lo más importante para lograr que los efectos de la mala circulación sean los mínimos es ser constante en la alimentación y en el deporte. De esta forma, con la constancia, va apareciendo la mejora.

Actualidad