Cómo cuidar a un anciano operado de la cadera (+ de 86 años)

 

¿Cómo podemos cuidar a un anciano operado de la cadera?

 

Con la edad, aumenta el riesgo de caída en personas de avanzada edad, un 30% de la población mayor de 75 años se cae mínimo una vez por año y en personas mayores de 80 años incrementa al 50%.

Que el peligro de que esta caída acabe con una fractura de cadera es más elevado cuanto mayor es la persona, por ello, debemos saber cómo prevenir estos accidentes, y en el caso de tener que operarle, cómo podemos cuidarles para que tengan una mejor recuperación.

 

Tal vez te interese: Operación de cadera: Tiempo de recuperación y qué debes evitar

 

 

¿Cómo prevenir a la persona mayor?

 

El principal origen de roturas de cadera en personas de avanzada edad son las caídas, puesto que normalmente sus huesos son más frágiles y su agilidad para moverse disminuye, pudiendo tener problemas de equilibrio y dolores en las articulaciones.

Además, pueden perder parte de su visión y no ver correctamente el entorno que les rodea.

Para mejorar este aspecto, es muy importante que la persona de avanzada edad viva en un entorno libre de obstáculos y usar un calzado que no resbale.

Asimismo, es esencial cuidar su alimentación, mantener un estilo de vida saludable con una dieta rica en fibra, frutas, cereales, verduras y también mantener el cuerpo bien hidratado. Es primordial no beber alcohol ni fumar tabaco, además de controlar el peso de la persona.

También es recomendable realizar actividad física, en la medida de lo posible, para mantener activo el sistema.

Si a la persona le cuesta practicar actividades por falta de movilidad, te dejamos con un artículo con ejercicios fáciles para los Mayores Sentados.

 

Otros ejercicios que pueden realizarse de manera moderada son andar diariamente, nadar o ir en bicicleta para mejorar el riegue sanguíneo.

 

 

En caso de padecer un accidente, te dejamos con un artículo donde te explicamos cómo debemos actuar ante la caída de un anciano.

 

 

¿Cómo cuidar a un anciano de más de 86 años operado de la cadera?

 

Una vez se ha operado al anciano, y ya le han dado el alta hospitalaria, debe realizar gran parte de su recuperación en su vivienda o residencia.

Debemos tener en cuenta que el tiempo de recuperación puede variar en cada paciente, pero acostumbra a incrementarse en personas de avanzada edad y, por ello, alargarse durante meses. En este aspecto, como cuidadores debemos estar pendientes de la persona y asistirle en todo momento.

Debemos abastecerle de un bastón, muletas o andador para mejorar su desplazamiento, aun así, tenemos que mantenernos a su lado para comprobar que no pierde el equilibrio o la fuerza.

 

El piso debe estar ordenado y sin obstáculos que puedan entorpecer el desplazamiento, por ello, debemos evitar alfombras que no estén pegadas al suelo, cables sueltos, o cualquier objeto o mueble en medio del paso.

Todos los utensilios u objetos que pueda necesitar la persona mayor, deben estar a su alcance.

Es muy importante que no suba ni baje escaleras, en este sentido, puede ser muy útil instalar una silla salvaescaleras en esas casas con desniveles verticales que puedan resultar un riesgo de caída para el afectado.

Es importante revisar la herida de la operación para comprobar en todo momento que no tenga ninguna infección, si se tienen sospechas de que pueda estar infectándose, llamar rápidamente al personal sanitario.

Los primeros meses de la operación de cadera, se recomienda que el afectado duerma boca arriba, usando un cojín entre las rodillas y no posicionarse de costado.

 

 

Actualidad