Ayuda para levantarse de la cama y el sofá: Consejos básicos

 

¿Qué ayudas existen para levantarse de la cama y el sofá?

 

Son varias las causas por las que una persona puede tener problemas de movilidad, ya sea ocasionado por un accidente, por enfermedad, una amputación, lesiones en la espina dorsal, o por dificultades relacionadas con la edad.

Cuando envejecemos, podemos sufrir cambios vinculados con el deterioro físico que provocan una disminución de la masa ósea y muscular.

En algunos casos, puede ser necesario realizar adaptaciones en el hogar para mejorar su día a día, consiguiendo un entorno más fácil y sobretodo más seguro.

Actualmente, en el mercado existe una amplia selección de Ayudas técnicas para la movilidad personal que pueden facilitar mucho el desplazamiento de las personas impedidas, desde ayudas para la supresión de barreras arquitectónicas como son las sillas salvaescaleras o soluciones para el desarrollo personal o para las actividades domésticas.

En este artículo, destacaremos las mejores soluciones para evitar accidentes al movilizar a una persona de su cama o sofá.

 

 

Productos de apoyo para personas dependientes

 

Como hemos mencionado, hay una amplia selección de ayudas técnicas para la movilidad. En este apartado, te explicamos algunos de los más utilizados para levantar o transferir a una persona con movilidad reducida.

 

BARANDILLA PARA CAMA

 

Esta barandilla sirve como apoyo a las personas con poca movilidad, permite al usuario agarrarse en la barandilla para entrar y salir de la cama como a punto de apoyo y otorgarle más seguridad. También se utiliza para prevenir caídas.

 

TRAPECIO DE CAMA

 

Para esta ayuda es importante saber si la persona necesita ayuda para realizar cualquier movimiento o tiene un poco de autonomía, pues existen trapecios móviles y también fijos. En el caso de una persona con cierta autonomía, un trapecio de cama fijo a pared le permitirá levantarse con mayor facilidad. Los usuarios con menos autonomía, les puede resultar más útil uno móvil que permita su ubicación en cualquier lugar de la habitación.

 

 

DISCOS DE TRANSFERENCIA

 

En este caso, el usuario debe poder mantenerse de pie. Son de gran ayuda para el cuidador, ya que realizan el giro del usuario y ayudan a encararlo hacia donde necesitemos.

 

 

CINTURONES DE TRANSFERENCIA

 

Se trata de una estructura de tela acolchada con asas que se coloca en la cintura o en la zona lumbar de la persona impedida. En este caso, es primordial la ayuda de un cuidador que pueda realizar la movilización de la persona.

 

 

GRÚAS MÓVILES

 

Estas grúas sirven para levantar y transferir a personas sin movilidad. Son móviles por lo que permiten desplazarse por cualquier punto y habitualmente son plegables por lo que son fáciles de transportar o almacenar.

Son de gran ayuda para trasladar a usuarios encamados de la cama a la silla de ruedas u otros lugares.

 

Para saber cuál puede ser la mejor solución, debemos consultarlo con un especialista sanitario que pueda recomendarnos la mejor ayuda adaptada a las necesidades concretas del usuario.

Él podrá realizar una valoración de su patología, así como su grado de movilidad y determinar las necesidades del paciente.

 

También puede interesarte: Cómo evitar el riesgo de caída en personas mayores.

Actualidad