Noticias

30/07/2015

¡Viviendas para todos! Si estás buscando piso... que sea accesible.

¿Qué ancho tienen que tener los pasillos? ¿A qué altura deben instalarse los enchufes? ¿Cómo solucionar las escaleras?

En nuestro país hay unos 4 millones de personas que tienen algún tipo de discapacidad y, para la mayoría, es difícil encontrar viviendas adaptadas o incluso habitan en inmuebles que no lo son. Os compartimos estos consejos a tener en cuenta si este verano tenéis previsto mudaros:

¿Qué características debería tener toda vivienda o inmueble accesible?

  • Puertas

Las puertas de entrada a la vivienda o a las estancias debe tener unos 80cm de ancho, es la distancia necesaria para que pueda pasar una silla de ruedas. Destacamos la gran funcionalidad de las puertas correderas ya que facilitan mucho la accesibilidad. Además, podemos instalar agarraderas en las paredes para poder mantener el equilibrio cuando convenga.

  •  Pasillos

Los pasillos tienen que ser lo suficientemente anchos para maniobrar con la silla de ruedas, esto es importante especialmente en los puntos de giro. Para tener una idea, los pasillos en línea recta deben tener un ancho mínimo de 90cm, y en caso de los puntos de giro, unos 120cm de diámetro libre de obstáculos.

  •  Suelos

Los suelos deben ser antideslizantes y planos, sin obstáculos, irregularidades o barreras de ningún tipo.

  • Enchufes

Muy importante es colocar los enchufes a la altura adecuada para que una persona que se mueve sentada en una silla de ruedas pueda acceder a ellos. Se recomienda situarlos por debajo de los 85cm de altura, ya que el alcance de las personas en silla de ruedas se mueve entre los 0,4cm y los 1,40cm de altura.

  • Mobiliario

Respecto a los muebles también tenemos que seguir las mismas directrices de altura que hemos comentado con los enchufes. La mesa de trabajo, la pica del baño, los fogones… no deben superar los 85cm de altura.

La organización de los armarios también tiene que estar bien pensada: los objetos que usamos a diario o con más frecuencia tienen que estar en el lugar más fácil de acceder.

Es importante recordar que, además de en los pasillos, frente a las puertas o delante lugares como el fregadero, debemos poder garantizar giros de 1,20m de diámetro.

  • Escaleras

Subir y bajar escaleras puede ser complicado cuando vemos reducida nuestra movilidad. Por suerte, en el mercado podemos encontrar un sinfín de soluciones a los escalones para que podamos seguir moviéndonos por todos los espacios de la vivienda de manera más fácil y segura, evitando quebraderos de cabeza y posibles caídas.

Estaríamos hablando de sillas salvaescaleras, plataformas, elevadores y/o ascensores. La mejor opción siempre viene determinada por las necesidades del usuario con movilidad reducida y de la arquitectura del lugar. Es importante pedir un buen asesoramiento a profesionales del sector. No olvidéis pedir información también de su servicio postvenda, y si ofrece servicio de urgencias 24horas/365 días.

  • Baño

El baño debe ser accesible tanto para el usuario como para facilitar la vida a las personas cuidadoras. El suelo debe ser antideslizante y no debe tener barreras. Existen modelos de ducha a ras del suelo e incluso con mamparas con solo 3mm de perfil. Es importante que instalemos barras asideras y de apoyo para podernos ayudar, tanto en la ducha como en el WC. La pica debe tener una altura libre por debajo de 65cm para poder permitir el acceso a ello, y debe estar colocada a unos 80cm del suelo.

Vale la pena invertir en accesibilidad para que todos sin excepción disfrutemos de una casa digna y dispongamos de un abanico de opciones más extenso para poder escoger.

¡Por una vivienda sin barreras!

 

Fuente: 20minutos y Válida sin barreras.