Noticias

12/06/2013

Una vida de récord

Fallece el hombre más longevo de la historia a los 116 años.

El japonés Jiroemon Kimura nos dijo adiós a los 116 años y 54 días. Falleció por causas naturales en un hospital de Kyoto, en Japón, donde permanecía ingresado desde el pasado 11 de mayo.

Kimura nació el 19 de abril de 1897 y había sido reconocido como el hombre más longevo de la historia. Tuvo 7 hijos -de los cuales viven 5-, 14 nietos,  25 bisnietos y 15 tataranietos; actualmente estaba viviendo con la mujer de su nieto de 60 años.

Hasta hace pocas semanas seguía sus hábitos alimentarios normales, es decir, 3 comidas al día que se basaban en calabaza, batatas y arroz aguado. El japonés afirmaba no saber el secreto de su “eterna juventud”, si bien solía decir que seguramente se debía a la gran fuente de energía que se encuentra sobre nuestras cabezas: “tal vez es gracias al Sol que está encima de mí. Siempre estoy mirando al cielo. Así soy.”

Trayectoria de récord

En abril de 2011, fue reconocido como el hombre más anciano del mundo por el libro Guinness.

En diciembre de 2012, se le atorgó el título de la persona más longeva del mundo después que falleciera la estadounidense Dina Manfredini a los 115 años.

Unos días después, 28 de diciembre de 2012, superó otro récord. Al morir Christian Mortensen a los 115 años y 252 días, se convierte en el varón que más tiempo ha vivido.

No obstante, el récord de la persona que más ha vivido, y de la que se tiene constancia, queda muy lejos. Lo marcó la francesa Jeanne Louise Calment que murió en 1997, a los 122 años y 164 días.

Se sabe que Japón es uno de los países donde la esperanza de vida es más alta. Tiene más de 30 millones de habitantes que superan los 65 años, un 24% del total de su población.

 

Batatas, calabaza, arroz y Sol. Quizás vale la pena probarlo ;)