Noticias

28/01/2014

Servicios íntimos para personas con diversidad funcional

Cataluña, primera comunidad en probar un protocolo de servicios íntimos para personas con discapacidad.

El debate sobre sexo y discapacidad está a la orden del día. En Europa cada vez más personas están a favor de los derechos sexuales de las personas con discapacidad. En nuestro país, y concretamente en Cataluña, ha nacido una asociación sin ánimo de lucro que presta servicios íntimos a personas con diversidad funcional. Se trata de Tandem Team Barcelona, y ha puesto en marcha un protocolo pionero en la comunidad que pone en contacto a asistentes y usuarios, llamado Tandem Intimity.

¿Cómo funciona? El protocolo quiere servir de puente entre las personas que quieran recibir y ofrecer asistencia sexual. Sus referentes son los modelos belga y holandés, que se basan en una selección personalizada de usuarios y asistentes.

Una vez recibidas las solicitudes, la asociación las estudia, selecciona a los candidatos y sugiere una entrevista de 20 minutos entre asistente y usuario. Durante ésta, ajustan expectativas, llegan a un acuerdo, y posteriormente, reportan sus impresiones a la coordinadora de Tandem Intimity, quien valora si continuar o no con la asistencia. A partir de ahí, las personas tienen libertad para llegar a los acuerdos que crean necesarios y el número de asistencias es ilimitado.

De momento, el protocolo se ha ensayado con un programa piloto en el que han participado 11 usuarios y se han realizado 15 pruebas de asistencia sexual. Tandem Team cuenta con ocho chicos y seis chicas, y algunos de ellos también ofrecen servicios homosexuales o bisexuales. La valoración que hacen desde la asociación es positiva, y destacan sobretodo la buena respuesta de los familiares de las personas con discapacidad psíquica.

Y es que, según Patricia Carmona, vicepresidenta de la Asociación de Lesionados Medulares y Grandes Discapacitados Físicos de Catalunya (Aspaym) hay mucha ansiedad de padres con discapacitados psíquicos porque hay jóvenes que no tienen oportunidades sexuales. Son los mismos padres que a veces satisfacen a sus hijos, y esto no corresponde. Debe haber profesionales que sepan cómo hacerlo”.

¿Qué opináis?