Noticias

26/02/2013

Los prefieren electrónicos

Los e-readers suponen una nueva "ayuda” para personas con problemas visuales o discapacidad.

Las personas mayores cada vez más optan por los conocidos e-readers frente a los libros de toda la vida, y es que la opción electrónica les ofrece una serie de ventajas que desconocían hasta el momento.

Entre ellas, los libros electrónicos son ligeros (pesan menos que una novela de tapa dura), ofrecen la posibilidad de personalizar el contraste luminoso y el de agrandar el texto para una lectura más relajada.

Se han realizado estudios para comprobar esta afirmación, como el de la Universidad Johannes Gutemberg en Mainz, Alemania, que nalizaron la frecuencia ocular y la actividad cerebral de 26 jovenes de entre 21 y 34 años con la de 21 adultos mayores de 60 años mientras leían textos en tabletas, e-readers y páginas impresas. Los resultados fueron abrumadores en el caso de los “mayores”. Los datos mostraron que, en este tipo de público la lectura es más fácil y mejor con pantallas de tinta electrónica, que no emiten luz desde el fondo del dispositivo, y así evitan estrés ocular y fatiga.

Así pues, estos dispositivos pueden suponer una nueva “ayuda” para que las personas con problemas visuales o incluso con algún tipo de discapacidad sigan disfrutando del placer de leer.

Es el caso de una de las personas que participaron en el estudio, que afirmó:

Soy una persona con discapacidad, pero muy ávida en la lectura de libros, y he pensado que los e-readers son brillantes para mí por la siguiente razón: mis manos no están bien, y leer libros de papel me resulta muy doloroso, pero los e-readers son ligeros y fáciles de usar simplemente deslizando los dedos”

Pequeños avances con los que las personas con problemas visuales, discapacidad o mayores podrán mejorar su calidad de vida.