Noticias

06/06/2014

Los mayores que se mueven más incrementan su actividad antioxidante.

Un estudio realizado a mayores de 68 años lo demuestra.

Está demostrado. El ejercicio físico  en las personas mayores incrementa sus niveles de coenzima Q10 y la actividad antioxidante en sangre. Así lo concluye un estudio realizado por el Centro Andaluz de Biología del Desarrollo (CABD).

El estudio se ha realizado con 2 grupos, uno formado por personas entre 19 y 25 años y el otro compuesto por personas de aproximadamente 68 años. En todos ellos se analizó el efecto del ejercicio sobre parámetros bioquímicos relacionados con la prevención de la oxidación del colesterol en sangre.

El resultado fue que los jóvenes que mantienen una alta actividad física, presentan un menor daño oxidativo, con menores niveles de coenzima Q10. En cambio, los mayores presentan un menor daño oxidativo cuando mantienen una mayor actividad física.

Este tipo de estudios demuestran la importancia de mantener hábitos saludables para conseguir disfrutar de una buena calidad de vida.

Fuente: www.balancedeladependencia.com

 

Válida Lift de Válida sin barreras patrocina esta noticia.