Noticias

21/03/2013

Inventan una silla de ruedas que se dirige con el cerebro

Permitirá mejorar la movilidad de las personas con discapacidad.

Pedro Díez, un ingeniero argentino ha inventado una silla de ruedas que se puede dirigir con el cerebro. El proyecto se llama “Interfaz Cerebro-Computadora” (ICC) y mide la actividad cerebral del usuario, recibe la información de lo que quiere hacer y envía la orden directamente a la silla.

Para realizarlo, la ICC está formada por un equipo que registra las señales del cerebro, un electroencefalógrafo, y un ordenador que se encarga de procesar e interpretar las señales.

Díez ha dedicado 5 años a este proyecto que formó parte de su tesis doctoral en el Instituto de Automática de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de San Juan, y todavía está en fase de pruebas para comprobar su efectividad.

Desde Válida sin barreras damos nuestro apoyo a todas aquellas iniciativas que pretenden hacer la vida más fácil y autónoma a todas aquellas personas con discapacidad.