Noticias

28/09/2015

El 30% de las estaciones de Madrid suspende en accesibilidad

90 estaciones de metro de Madrid no son accesibles para personas con movilidad reducida o usuarios en silla de ruedas

Moverse en silla de ruedas o con el carrito del bebé puede ser una actividad imposible en algunas estaciones de metro de Madrid. De las 301 estaciones con las que cuenta la ciudad, solo 211 cuentan con ascensores, elevadores u otras soluciones que garantizan la accesibilidad de todas las personas. Por el contrario, en las 90 restantes es prácticamente imposible transitar de manera autónoma en silla de ruedas.

El hecho se debe, según la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid (FAMMA), a la falta de inversión pública en los accesos. De hecho, se estima que la reducción en el presupuesto para garantizar la accesibilidad ha sido casi del 68%. Por ello, y como principal consecuencia, la supresión de barreras arquitectónicas en muchas de las estaciones de metro de Madrid es todavía, a día de hoy, una tarea pendiente.

Cabe señalar que con la entrada en vigor de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad, el próximo 4 de diciembre, será obligatorio garantizar la accesibilidad en estos espacios. Hasta la fecha, la Administración Pública apuntaba a la crisis económica como principal causante. Por ello, surge el interrogante de cómo se solventará cuando la ley obligue a hacerlo.  

Por otra parte, la accesibilidad a las vías no es solo una tarea pendiente de Madrid. La estación de Sants (Barcelona) afronta aún una reforma que ha dejado sin escaleras mecánicas a los viajeros durante casi un año. En este caso, con el agravante de que solo es transitable a través de escaleras de obra, dificultando el acceso a las personas con movilidad reducida.

Otro ejemplo es el de Cristian González, un joven catalán que, tras sacar un 9,4 en la selectividad, no podía acceder al tren que lo llevaría a la universidad. Su caso puso en evidencia la falta de accesibilidad más básica en algunas de las estaciones de RENFE, poniendo al descubierto que la falta de accesibilidad conlleva como consecuencia la discriminación social

Fuente: 20minutos