06/11/2013

Vivió 60 años en un pulmón artificial

 

La protagonista de nuestra historia es Martha Mason, que a la edad de 11 años vio morir a su hermano tras contraer la poliomielitis. Para no preocupar a sus padres, no les contó que ella también tenía los mismos síntomas que su hermano.

A causa de la enfermedad y como consecuencia de la falta de tratamiento, Martha se quedó con una parálisis total que la confinó a vivir en un pulmón de acero.

Martha pasó 60 años dentro de una caja metálica de 2 metros y 800 kilos, este artilugio le permitía respirar. Como no quería depender de tubos, decidió vivir dentro de este cilindro de hierro con la cabeza fuera.

A pesar de las dificultades que tuvo que pasar, Martha vivió feliz, consiguió una carrera universitaria e incluso pudo escribir un libro con la ayuda de un software de reconocimiento de voz.

Su libro lo tituló: “Breathe: life in the rhytm of an iron lung” (respirar: la vida al ritmo de un pulmón de acero) en él detallaba su vida dentro de este artilugio.

Martha pudo seguir viviendo en su casa, gracias a la ayuda de los cuidadores, hasta que falleció en 2009. Según su médico, Martha fue capaz de vivir en esta situación durante tanto tiempo gracia a su fuerza y a su deseo de seguir aprendiendo cada día.

Martha ha sido y será un ejemplo de superación y ganas de querer la vida intensamente.

Para ver la vida de Martha visita el siguiente link:

http://www.youtube.com/watch?v=CiXFGc5ePVs&feature=player_embedded#t=4

Categoría: movilidad reducida