16/09/2010

Un elevador de película

 

Los ascensores y elevadores han sido un recurso fantástico para que directores y guionistas dejen volar su imaginación y recreen todo tipo de escenas. Enamoramientos, escenas de acción, estados de angustia, terror y riñas han sido filmados en estos espacios.

Es muy conocida la escena de ataque claustrofóbico en un ascensor, protagonizada por el maestro Woody Allen y Diane  Keaton, en Misterioso asesinato en Manhattan (1993).

En Misión Imposible 3 (2006) Tom Cruise protagoniza una gran escena de acción en un ascensor.

En Jungla de cristal (1988) Bruce Willis hace un gran alarde de fuerza e ingenio.

Y quién no recuerda las terroríficas puertas del ascensor de El resplandor (1980) de Stanley Kubrick, o el viejo ascensor de La Comunidad, de Álex de la Iglesia.

Y por supuesto la maravillosa y  mágica Toy story 2 en la que Buzz Lightyear lucha con su eterno rival Wurz y se sucede el mítico gag que hace referencia al El Imperio Contraataca.

Y así podríamos ir sumando escenas a la lista de escenas de películas inspiradas en este producto tan cotidiano.

Esto viene al caso para hablar de nuestro elevador estrella.

El ASCENDO PANORÁMICO de Válida sin barreras es un elevador de película que cumple a la perfección su principal función, salvar barreras arquitectónicas, pero además permite sentirnos protagonistas de película, gracias a su diseño con acabados en inoxidable y paredes de vidrio.

No necesita sala de máquinas y es altamente seguro, posee alarma, luz de emergencia, conexión telefónica, apertura manual de emergencia y freno paracaídas.