12/08/2015

Subir la silla de ruedas al coche

 

Si utilizas silla de ruedas a diario u ocasionalmente, es probable que te hayas preguntado cómo subir la silla de ruedas al coche. En la mayoría de los casos, el procedimiento requiere de mucha habilidad, experiencia y, sobretodo, paciencia ya que la transferencia se suele realizar de manera manual. Pero existen soluciones para hacer este proceso más fácil y seguro.

Una de las primeras cosas que hay que tener en cuenta es que la silla de ruedas sea ligera y tenga un mecanismo de plegado sencillo y rápido. Ello nos permitirá ganar tiempo, nos evitará posibles sobreesfuerzos y ganar autonomía. De esta manera, subir será mucho más fácil.

Por otra parte, si ya tenemos una silla de ruedas y nos cuesta subir o bajarla del coche, otra posibilidad es adaptar el vehículo. Existen multitud de posibilidades para mejorar la accesibilidad, tanto del conductor como de los pasajeros.

Una de las soluciones en accesibilidad aplicada a los vehículos más comunes son las rampas. De esta manera, el usuario puede acceder al vehículo sin necesidad de bajarse de la silla de ruedas gracias a la rampa. Para ofrecer un acceso seguro y rápido, a la hora de instalar una rampa homologada es necesario modificar el chasis del vehículo, un proceso que se conoce como rebaje de piso. Esta modificación requiere de un carrocero experto y la posterior homologación por parte de las autoridades.

Otra solución consiste en adaptar el vehículo para acoger una grúa. Se trata de pequeños cabrestantes que, fijados al interior del vehículo, permiten cargar la silla de ruedas con o sin ocupante. Existen varios modelos y tipos diferentes: des de las que utilizan un mecanismo de correas que estiran la silla hacía el interior del vehículo a través de una rampa, hasta grúas fijadas al maletero que cargan y descargan una silla de ruedas eléctrica.

También existen soluciones especiales, adaptadas a las características concretas del usuario. Una de estas opciones son las grúas articuladas. Uno de los modelos más espectaculares son las que permiten a un conductor en silla de ruedas recoger, des del interior del vehículo, la silla, plegarla y guardarla automáticamente en el maletero. A través de un brazo mecánico extensible, la grúa bordea el coche hasta llegar a la altura del conductor, que ya se encuentra dentro del vehículo, para cargar automáticamente la silla de ruedas en el maletero.

Similar al anterior, existen los brazos que, en lugar de utilizar el maletero para guardar la silla de ruedas, utilizan un cubículo instalado en el techo del vehículo. En este caso, el funcionamiento es más rápido y sencillo, pero supondrá una pérdida en la aerodinámica del coche y un incremento en el consumo de combustible.

Sea la opción que sea, el mejor consejo que podemos darte es que te dejes asesorar por técnicos especialistas. La mayoría de estas instalaciones requieren homologación y solo pueden realizarlas talleres autorizados.

Si necesitas asesoramiento o te estás planteando adaptar tu vehículo, contáctanos sin compromiso al 900 414 000. Y no olvides dejar tu comentario ;)