04/08/2015

Subir escaleras: ¿qué ayudas existen?

 

Las escaleras suponen una barrera arquitectónica infranqueable para muchas personas. Dependiendo de las medidas, incluso un escalón puede suponer un obstáculo insuperable. Por ello es importante conocer que soluciones en accesibilidad o ayudas para subir escaleras existen.

Subir escaleras: ejemplos y consejos

Una de las dificultades más comunes son las de subir o bajar las escaleras del hogar. Ya sea en un bloque de pisos o casas, un tramo recto de unos pocos escalones o una escalera de caracol pueden suponer una división dentro de la vivienda o equivaler, directamente, al poder entrar o salir de casa.

Por ello, uno de los principales puntos a tener en cuenta a la hora de comprar una vivienda es que esta sea accesible. Como comentamos en el último post, si no es posible adquirir una vivienda accesible o reformarla para que lo sea, la única alternativa lógica es adaptarla. Las soluciones técnicas en movilidad se caracterizan por su uso particular, siendo utilizadas por una única persona. En la mayoría de los casos, las soluciones en movilidad implicar una inversión a corto plazo ya que su uso diario, golpes y esfuerzos la deterioran rápidamente. Además, suelen requerir la ayuda de una segunda persona, restando autonomía al usuario.

Por ello, la mejor opción para subir escaleras (o bajarlas) son las soluciones en accesibilidad. Dependiendo de cada caso, encontramos las sillas salvaescaleras, las plataformas subeeescaleras, los elevadores y ascensores.

Las sillas salvaescaleras permiten a un usuario subir escaleras de manera totalmente autónoma. También son una solución a largo plazo, pudiéndose utilizar por varias personas o incluso generaciones. Entre los principales usuarios de las sillas salvaescaleras encontramos personas con discapacidad o movilidad reducida y personas de avanzada edad.      

Por otra parte están las plataformas subeescaleras, una solución óptima para aquellas personas que utilicen silla de ruedas. Requieren una anchura de escalera mayor que las sillas, pero son aptas para interiores y exteriores, tanto para tramos rectos como con diferentes tramos.

Finalmente encontramos los elevadores y ascensores. Existen multitud de tipos y modelos (hidráulicos, eléctricos, bomba de vacío…) pensados para prácticamente cualquier situación. Pese a que la mayoría requieren obras o foso, existen elevadores que no las precisan. Es el caso del elevador de corto recorrido SUBEO, apto para interiores y exteriores, que no requiere obras ni foso, además de presentar una excelente relación calidad-precio.

Estas son las principales soluciones en accesibilidad que te pueden ayudar a subir o bajar escaleras. Recuerda que siempre es mejor apostar por una solución personalizada y que, por su complejidad, es mejor que te asesores bien con un técnico. Si quieres, te ofrecemos información y consejo, sin compromiso. Puedes contactar con nosotros llamando al teléfono gratuito 900 414 000. Y no olvides comentar ;)