01/06/2016

Salvaescaleras para tramos curvos

 

Existe una amplia variedad de soluciones pensadas para ayudarnos a subir y bajar escaleras. Pero ¿qué pasa cuando una curva se cruza en nuestro camino? No todas las máquinas permiten realizar un giro, lo que imposibilita su instalación según la forma de la escalera. En otros casos, el giro supone ampliar el ángulo de intrusión sobre la escalera, lo que implica menos espacio libre para pasar a pie. Actualmente pero, gracias a las últimas innovaciones, existen salvaescaleras para tramos curvos que se adaptan perfectamente.

Ya sea una escalera de caracol, con dos tramos o varios tramos separados por un rellano, existen salvaescaleras que se adaptan a su forma sin grandes complicaciones. Hasta hace unos años, este tipo de máquina solo era apta para escaleras rectas, siendo necesario instalar una por cada tramo. A día de hoy, esta solución continua siendo válida, pero requiere realizar transferencia (pasar de una silla a otra) y procurar por el buen funcionamiento de ambas (doble mantenimiento técnico).

Con la aparición de los salvaescaleras para tramos curvos, el usuario puede realizar todo el trayecto sin necesidad de levantarse del asiento. Además, pueden instalarse en el lado derecho o izquierdo de la escalera, según las características del entorno, lo que abre su instalación a multitud de espacios. Si a ello le sumamos que modelos como SOCIUS o DEVOTUS pueden instalarse en una escalera interior o a la intemperie.

Todo ello hace que las sillas salvaescaleras sean soluciones versátiles, aptas para espacios públicos o privados. Cuentan con sensores y mecanismos de seguridad que velan por un correcto funcionamiento, evitando colisiones con cualquier posible objeto durante la marcha. Por ello, son una solución, a día de hoy, muy utilizada tanto en el hogar, como espacios comunitarios o empresas.

Por otra parte, cada vez más encontramos sillas con un amplio abanico de acabados. Si hasta hace poco solamente se podía escoger un tipo de color y un tipo de asiento, cada vez más se ofrecen más acabados. Es el caso de la silla UNUM, que ofrece hasta tres tipos de asiento y más de 9 colores de tapicería. Incluso las guías pueden personalizarse.

En cualquier caso, optar por un salvaescaleras, ya sea para tramo recto o curvo, permite disfrutar de una solución que nos aportará mayor accesibilidad y autonomía. En la mayoría de casos, este tipo de máquinas no requiere obras y su mantenimiento técnico no es obligatorio (aunque sí es muy recomendable).

Si estás buscando una solución salvaaescaleras, un elevador, ascensor u otra solución en accesibilidad, en Válida sin barreras encontrarás un amplio catálogo de productos. Además, te ofrecemos servicio de asesoramiento y presupuesto sin compromiso. Llámanos e infórmate: 900 414 000.