31/08/2015

Plataformas salvaescaleras de segunda mano: 5 cosas que debes saber antes de comprarlas

 

Si buscas por internet es posible que encuentres más de un anuncio de plataforma salvaescaleras de segunda mano. En los últimos años y con la crisis, el número de este tipo de anuncios no ha hecho más que aumentar. Por ello, es importante estar informado de las ventajas (y desventajas) que tiene decantarse por esta opción:

1-  El precio: tanto si buscas una plataforma salvaescaleras para uso privado (comunidad de vecinos o vivienda unifamiliar) o público, el precio suele ser una razón de peso para que, al menos, nos despierte el interés por una máquina de segunda mano. De hecho, podremos encontrar ofertas atractivas, que prometen descuentos de hasta un 50% respecto a una instalación nueva.

 Aun así, debemos ser prudentes. Para saber si la oferta de segunda mano es realmente interesante, es aconsejable pedir primero un presupuesto a una empresa instaladora. De esta manera podremos comparar de una manera realista ante qué tipo de oferta nos encontramos, pero sobretodo, si compensa el coste de adaptación al espacio dónde queremos ubicarla.

2- Vendedor: ¿quién ofrece la plataforma salvaescaleras? Existen dos posibilidades: que se trate de un vendedor particular o de un profesional. En el caso de este último, es probable que la máquina cuente con garantía, algo a tener en cuenta en caso de avería. Además, un vendedor profesional debería ofrecer el servicio de adaptación e instalación en lugar que deseemos.

Por otro lado están los vendedores particulares. Con frecuencia, se trata de persona que adquirió una plataforma salvaescaleras para un familiar próximo, que una vez fallecido este, la plataforma se vuelve un obstáculo. En estos casos, se oferta únicamente la plataforma y corre a cuenta del posible comprador buscar un instalador para realizar la adaptación. Cabe decir que este proceso es mucho más costoso ya que implica buscar y encontrar las guías, fijaciones y demás piezas necesarias para poder realizar la instalación con total seguridad. Además, no contaremos con garantía (la mayoría de empresas se desentienden de ofrecer cobertura en las máquinas que han sido manipuladas por terceros).

 3- El tipo de plataforma salvaescaleras: es un punto fundamental. No todas tienen las mismas medidas, pero tampoco las mismas prestaciones. Por ejemplo, uno de los aspectos básicos que deberemos comprobar es si la máquina es apta solo para tramos de escalera rectos o si también es capaz de superar rellanos y curvas.

Otra característica importante es si es apto solo para interiores o también puede instalarse a la intemperie, sobre todo si se colocará en una tienda o local comercial.

Y no debemos olvidar el tipo de acceso a la plataforma: asegúrate de que un usuario en silla de ruedas pueda acceder a ella por los tres lados.

 4-  Antigüedad de la máquina: al igual que en los coches, los años importan. El grado de desgaste, las señales de corrosión, el número de averías y el uso a lo largo de los años son señales que deberían indicarnos si merece o no la pena invertir en una plataforma salvaescaleras de segunda mano.  Además, debemos tener en cuenta que las máquinas más antiguas no cuentan con las últimas medidas de seguridad que exigen las normativas locales, mientras que el consumo energético es mucho más alto.

5- Garantía y esperanza de vida: ¿durante cuánto tiempo se usará la máquina? Tanto si buscas una inversión a largo plazo como una solución para “salir del paso”, debes saber que este tipo de producto es caro y vale la pena pensárselo. No es lo mismo una plataforma salvaescaleras de exposición, donde la empresa nos ofrecerá garantía e instalación a un coste menor que una nueva; que una máquina de segunda mano sin historial ni registro de revisiones.

Por ello, y para evitar caer en aquello de “lo barato sale caro”, te recomendamos informarte siempre primero. En Válida sin barreras te ofrecemos asesoramiento sin compromiso totalmente gratuito, solo tienes que llamarnos al 900 414 000. Además, disponemos de un amplio stock de plataformas y máquinas de exposición, contando con el catálogo de productos en accesibilidad más amplio del mercado.