21/09/2015

Plataformas elevadoras para silla de ruedas

 

Existen varias plataformas elevadoras preparadas para el transporte de usuarios en silla de ruedas, tanto para espacios domésticos como públicos. Además, su nivel de integración en el entorno es alto ya que ofrecen multitud de acabados y colores. Si te estas planteando comprar una plataforma elevadora, este post te interesa.

Las plataformas elevadoras o elevadores de corto recorrido son una solución apta para superar desniveles verticales de hasta 3 metros. Por ello, son una opción fiable y versátil, aptas para entradas de comunidades de vecinos (por ejemplo, de la planta baja al entresuelo), salvar un desnivel en un local comercial o subir hasta una planta en una vivienda. Además, el mantenimiento de una plataforma elevadora es más económico que el de un ascensor, así como sus costes de instalación y reparación.

Por otra parte, las plataformas elevadoras suponen una solución excelente para las personas que utilizan silla de ruedas. El acceso a la cabina se realiza a través de una pequeña rampa en el caso de las plataformas que no requieren foso (algo a tener en cuenta si buscamos una instalación rápida y económica)  o a ras del suelo. Además, en la mayoría de modelos, estas plataformas cuentan con cabina abierta, evitando cualquier sensación de claustrofobia.

Otro punto a favor de la accesibilidad es que las plataformas elevadoras pueden llegar a camuflarse en el entorno hasta ser prácticamente invisibles. Es el caso del elevador CELARE, de quien hablamos hace unos días para destacar su gran capacidad de mimetismo, o de ADAPTO, una escalera-elevador que combina la elegancia de su forma con la máxima calidad de sus acabados.

Finalmente, una plataforma elevadora permite ofrecer un uso mucho más polivalente que el de otras soluciones en accesibilidad. Si bien las personas que utilizan sillas de ruedas son los principales usuarios, su uso es extensible a personas mayores, personas con movilidad reducida, personas con el carrito de la compra o con el carrito del bebé. Gracias a su potente motor, las plataformas elevadoras pueden transportar hasta 400 kilos. Por ello, supone una solución versátil de la que todos pueden beneficiarse, ya sean vecinos, clientes o visitantes.