04/01/2017

Orugas sube escaleras: consejos de utilización

 

Las orugas sube escaleras son una de las soluciones en accesibilidad más vendidas. A diferencia de una silla salva escaleras o un elevador, una oruga tiene la ventaja de ser portátil. De esta manera, podremos hacer uso de ella, sin alterar la apariencia de la escalera ni realizar posibles obras.

Por otro lado, las orugas sube escaleras nos permiten superar barreras arquitectónicas de una manera mucho más inmediata, fácil y sencilla que otras soluciones. Pero, ¿seguro que es así?

Oruga sube escaleras: la versión portátil del salvaescaleras

Uno de los principales puntos a favor de las orugas es la facilidad con que se puede transportar de un espacio a otro. Mientras que un salvaescaleras es una solución fija, hecha a medida para una escalera concreta, una oruga sube escaleras puede utilizarse en diferentes escaleras, varias veces al dia. Es más, modelos como ERUCA son desmontables, pudiendo caber cómodamente en el maletero de un coche. Así, no solo ganamos accesibilidad en nuestro hogar, sino en cualquier espacio que nos propongamos.

Pero no todo son ventajas. Las orugas sube escaleras presentan un serie de condicionantes que, si estás pensando en comprarte una, es bueno que los conozcas.

De entrada, para poder subir o bajar una escalera con una oruga necesitaremos siempre alguien que nos ayude y conduzca la máquina. La tarea, que no es fácil y requiere fuerza y experiencia, supone una pérdida de autonomía para el usuario de una silla de ruedas. Por ello, las orugas se recomiendan como solución alternativa a un salvaescaleras o elevador, aconsejado solo para trayectos cortos y utilizaciones puntuales.

A nivel técnico, las orugas sube escaleras no son aptas para todo tipo de escalera. Al cargar con el usuario sentado en la silla de ruedas, necesitan mucho espacio para poder maniobrar. Por ello, solamente pueden utilizarse en escaleras rectas o con rellanos espaciosos. Cabe recordar, además, que la oruga ejerce su fuerza sobre la esquina de cada escalón. Por ello, es preciso asegurarnos que la escalera puede soportar el peso y la fuerza de la máquina, no siendo recomendable para escaleras de madera o muy deterioradas.

Consejos de utilización:

Para utilizar la oruga sube escaleras, deberemos tener presente que el conductor es quien controla la máquina  y al usuario. Por ello, deberemos tener cuidado en cada movimiento, cogiendo siempre los mandos de la máquina y procurando un avance seguro y constante. Evitaremos así reacciones precipitadas o movimientos bruscos.

Por otro lado, cuando tengamos la oruga con el usuario que queremos transportar, deberemos poner especial atención en el inicio y final de la marcha. Es muy importante asegurarnos que la máquina se encara bien, avanzando progresivamente sin desviarse hacia un lado u otro de la escalera.

Por su parte, el usuario de la silla debe mantenerse quieto y relajado durante todo el trayecto, ofreciendo la máxima estabilidad a la oruga y al conductor. Es aconsejable mantener los brazos dentro de la silla ya que extenderlos o agitarlos puede provocar un desequilibro peligroso.

¿Oruga sube escaleras o silla salva escaleras?

Como acabamos de ver, utilizar una oruga sube escaleras requiere experiencia, fuerza y a la vez tacto. Ante todo, tenemos una persona en nuestras manos, por lo que mantener la serenidad y realizar el trayecto con la máxima concentración es prioritario. Ello implica tiempo, sobre todo para montar y desmontar la máquina, así como para asegurar bien la silla a la oruga.

Todo ello hace que las orugas sube escaleras sean una opción únicamente recomendable para usos muy puntuales, para escaleras rectas con pocos escalones y dónde una persona adulta fuerte nos puede ayudar a subir o bajar. Así, una silla o plataforma salva escaleras es en la mayoría de las veces una opción mucho más estable y segura. Aunque supongan una solución fija, el diseño de los modelos de silla y plataformas actuales puede personalizarse, integrándose en el entorno. Además, supone ganar autonomía personal ya que el usuario puede utilizarlas sin el soporte de nadie.

En Válida sin barreras disponemos de un amplio catálogo de soluciones en accesibilidad. Tanto si buscas una silla salva escaleras como una oruga, plataforma o elevador, te ofrecemos asesoramiento y precio sin compromiso. Además, puedes venir a probar estas soluciones en alguna de nuestras sedes repartidas por el territorio. Llámanos e infórmate: 900 414 000.