02/07/2013

Movimiento sin límites

 

Luka tiene 12 años, es esloveno y le encanta dibujar. Como todos los niños de su edad tiene muchos sueños. Uno de ellos es verse en una fotografía andando y haciendo alguna travesura. A primera vista, parece un deseo fácil de cumplir, ¿verdad? Pero Luka padece distrofia muscular, una enfermedad hereditaria que produce debilidad en los músculos y que sólo le permite mover ligeramente los dedos de las manos.

Aunque ante los problemas... ¡Soluciones creativas! Luka conoció al fotógrafo esloveno Matej Peljhan y le contó su sueño. Gracias a una buena dosis de imaginación e inspirándose en los dibujos del pequeño, Peljhan consiguió hacer feliz al niño mediante una serie de fotografías titulada “El principito”, como el libro de Antoine de Saint-Exupéry. En las imágenes Luka patina, juega a básquet, sube escaleras, escucha música, hace la vertical, bucea... ¿Cómo? Simplemente creando una ilusión visual: pusieron a Luka en el suelo, recrearon cada una de las situaciones con la ayuda de objetos y tomaron las fotografías desde arriba.

No hay límites ni barreras para los sueños.

Podéis ver todas las imágenes y saber más de su historia aquí.