12/06/2015

Las sillas salvaescaleras más exclusivas

 

Actualmente existe una amplia variedad de sillas salvaescaleras, pero todas no son iguales. Entre este amplio abanico de opciones, dos sillas salvaescaleras destacan por ser las más exclusivas. No nos referimos a sillas de lujo ni a las que cuentan con una enorme cantidad de accesorios. Concretamente, aludimos a las que destacan por su capacidad de adaptación, mejores características técnicas y diseño global.

Las dos sillas salvaescaleras a las que nos referimos no son otras que la DEVOTUS y la UNUM. Ambas están consideradas hoy como unas de las mejores sillas del mercado y son un referente en el campo de las soluciones en accesibilidad.

DEVOTUS

Es una de las pocas sillas salvaescaleras que no necesita engrase, gracias a su sistema de tracción por rodillos  (y no por cremallera-piñón como en la mayoría de modelos). Además, cuenta con una doble guía en acero inoxidable única en el mercado, capaz de adaptarse a escaleras rectas, curvas o en espiral. Además, este sistema permite instalar la silla salvaescaleras tanto en espacios interiores como exteriores y poder transportar personas de hasta 150 kg.

Por otro lado, su uso es sumamente fácil. A través de un joystick situado en el reposabrazos, el usuario puede controlar la dirección de la silla, pudiendo parar cuando desee. Su potente motor le permite salvar pendientes de hasta 50º y moverse a una velocidad de hasta 0,10m/s.

En temas de diseño, la silla salvaescaleras DEVOTUS ofrece un amplio abanico de acabados, tanto en tapicería como en chapa. Ello también le permite ser, a día de hoy, una de las sillas que mejor puede integrarse en el espacio, siendo además silenciosa, cómoda y segura.

UNUM

Si buscas una silla salvaescaleras de altas prestaciones y además con un diseño muy cuidado, la silla UNUM es la mejor opción. Gracias a su sistema monorail, su grado de intrusión es mínimo, siendo además sumamente discreta. Ello y sus baterías le permiten transportar un usuario de hasta 125 kg consumiendo menor energía. Además, es más veloz que la DEVOTUS: 0,15m/s.

La instalación de esta silla salvaescaleras es fácil y rápida. Sus postes se fijan directamente a los escalones y acepta desniveles de hasta 61º. El único condicionante es que la silla UNUM solo puede instalarse en espacios interiores.

Además, la silla salvaescaleras UNUM ofrece, como la DEVOTUS, una gran variedad de acabados. Cuenta con control remoto, reposapiés y asiento plegable y un motor sumamente silencioso.