05/10/2010

La Talidomida

 

La talidomida es un fármaco que se comercializó entre los años 1958 y 1963. Se utilizó para aliviar el insomnio y la ansiedad, pero sobre todo se recetó para paliar las náuseas durante los tres primeros meses de embarazo.

Fue desarrollada por la farmacéutica alemana Chemie Grünenthal, a partir de una substancia nueva sintetizada por la compañía suiza Ciba.

Se popularizó mucho ya que se creía que no producía efectos secundarios. Más tarde se descubrió que los ensayos realizados en animales de laboratorio se hicieron de forma incorrecta e irresponsable. Las autoridades alemanas aprobaron el fármaco, ya que los informes que presentó la farmacéutica eran positivos y este fue el principio de la pesadilla.

Se empezó a comercializar en Alemania en 1957 y al año siguiente ya se había extendido su uso en Europa, África y también Australia.

A causa de la talidomida nacieron más de 15.000 bebés a los que se les diagnosticó focomielia, una enfermedad congénita caracterizada por la carencia o excesiva corta longitud de las extremidades de piernas y brazos. También nacieron bebés con otro tipo de anomalías. Este suceso se llamó la “catástrofe de la talidomida”.

La talidomida fue comercializada con estas marcas: Imidan, Varian, Contergan, Gluto Naftil, Softenon, Noctosediv, Entero-sediv, Entero-Sediv-Suspenso, etc.

En España se prohibió oficialmente en 1963 pero estuvo en el mercado 3 o 4 años más.

De este trágico suceso se obtuvo algo positivo. A partir de entonces los países promulgaron leyes para llevar un control más exhaustivo de los medicamentos. También se exigió a las farmacéuticas que realizaran ensayos farmacológicos más exhaustivos, además de ensayos clínicos en personas antes de comercializar cualquier medicamento.

Con el fin de que no se volviera a repetir un acontecimiento tan triste como el de la talidomida, la OMS creó el programa OMS de Vigilancia Farmacéutica Internacional.

Actualmente se están realizando en Estados Unidos más de 150 estudios clínicos, de los cuales se desprende que la talidomida puede dar buenos resultados en el tratamiento de varias formas de cáncer y algunas enfermedades de la piel y el sistema inmune.

Con el visto bueno de la Organización Mundial de la Salud, la talidomida ya se usa con éxito para tratar un tipo de lepra.

En el futuro tal vez, la talidomida bien utilizada podrá suavizar su estigma de medicamento maldito.

Este verano de 2010, por fin después de 52 años se aprobó el Real Decreto del Gobierno de ayudas solidarias a los afectados de Talidomida Españoles durante el período 1960-1965.

Fuente: Asociación de Víctimas de la Talidomida en España y otras inhabilidades. http://www.avite.org/
OMS: http://www.who.int/es/
Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Talidomida