04/10/2016

Guía para hacer museos accesibles

 

Parece obvio pero no lo es. Un museo (como el resto de edificios públicos) debe permitir que todas las personas, con discapacidad o no, puedan acceder a ellos, puedan circular por sus instalaciones, acceder a sus servicios y participar en todas las actividades que se organicen en igualdad de condiciones.

ACCESIBILIDAD DEL EDIFICIO DEL MUSEO

Entrada

  • Para que todo el mundo pueda entrar en el museo la entrada principal no debe tener desniveles ni barreras y las puertas deben ser abatibles o correderas. Si las puertas son de vidrio, deben estar correctamente señalizadas para que las personas con visión reducida no tengan problemas o sustos.
  • La anchura mínima de la puerta deberá ser de 80cm.
  • Si la entrada principal no es accesible, debe habilitarse otra entrada alternativa accesible, del mismo nivel que la principal y que sea fácilmente identificable des de la vía pública.
  • En caso que la entrada al museo tenga escalones o escaleras, debe solucionarse con rampas, sillas salvaescaleras, plataformas subeescaleras, elevadores o ascensores.

 

Taquillas y mostradores de atención al público

  • Cómo en las tiendas y negocios accesibles, las taquillas y mostradores de los museo deben tener 2 alturas. Una, más alta, de 1,10m para personas de pie. Otra, más baja, de 80-85cm, para usuarios que se muevan en silla de ruedas. La parte de debajo debe tener al menos un espacio lire de 60cm de fondo que permita a la persona aproximarse con la silla de ruedas.
  • También deben estar equipados con sistemas que faciliten la comunicación con personas con discapacidad auditiva.

 

Circulaciones horizontales

En los distintos itinerarios del museo hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Pavimentos antideslizantes.
  • Suelo horizontal, sin desniveles ni inclinaciones.
  • Si existen desniveles solucionarlos o salvarlos mediante rampas, elevadores, plataformas salvaescaleras o ascensores.
  • Antes y después de las puertas debe haber un rellano con espacio libre de al menos 1,50m de diámetro ya que la persona en silla de ruedas debe poder girar sobre sí misma. El sistema de apertura de las puertas debe ser automático, o fácil de manipular.
  • Recordamos que el ancho de los pasillos debe ser de al menos 1,50m y, a poder ser, de 2m.
  • La altura libre de paso de los pasillos será de 2,10m como mínimo.
  • No habrá mobiliario o objetos que puedan entorpecer los bastones guía.
  • Las paredes deberán contar con contraste cromático.

 

Salas de exposiciones

  • Las salas de exposiciones deben facilitar la orientación de las personas con poca visión gracias a franjas guía que encaminen el recorrido.
  • Las salas de exposiciones no deben tener desniveles ni barreras.
  • Deben preverse áreas de descanso y reposo como bancos o apoyos isquiáticos. Los bancos deberán ir acompañados  de reposabrazos para poder ayudar a las personas con problemas de movilidad o mayores a sentarse y levantarse.

 

La iluminación

  • La iluminación general debe evitar los deslumbramientos, debe ser homogénea e indirecta.
  • Deben iluminarse puntualmente las obras expuestas y los textos con la explicación.
  • También deben evitarse los cambios bruscos de intensidad luminosa entre espacios adyacentes porque provocan ceguera temporal, sobretodo a las personas con discapacidad visual.
  • Evitar las luces deneón en espacios sonorizados (salas de conferencias, auditorios, espacios equipacos con teléfonos…etc) porque generan interferencias a las personas con discapacidad auditiva que llevan prótesis.

 

Utilización de los servicios

  • La consigna, la tienda, la cafetería, los aseos…etc. deben estar identificados y poder utilizarse todos.
  • Las taquillas de consigna deben tener la altura adecuada para que una persona en silla de ruedas pueda usarlo, esto es entre 6 y 120cm.
  • Debe haber como mínimo un aseo adaptado para personas en silla de ruedas.
  • Las salas de conferencias que tengan butacas fijas deben reservar un espacio para usuarios de silla de ruedas.
  • La cafetería también tiene que tener una barra de doble altura  y mesas que permitan a las personas en silla de ruedas aproximarse de manera frontal.