26/09/2016

Guía para atraer más clientes a tu negocio haciéndolo accesible

 

Cuando abrimos un nuevo negocio o comercio necesitamos una gran afluencia de público para que nos salgan los números. Pero… ¿cómo podemos conseguir más clientela? La respuesta es más fácil de lo que parece y va más allá de las acciones de márketing (importantes, pero ya llegarán). Lo primero que debemos hacer es reflexionar sobre la propia estructura del comercio, su arquitectura y accesibilidad. Son muchos los establecimientos que dejan de lado a un público potencial por no poder satisfacer sus necesidades. Estamos hablando de personas mayores, personas con discapacidad, acompañantes de las personas con discapacidad o mayores, madres y padres con cochecitos de bebé,… entre otros.

Todos estos colectivos quieren disfrutar de nuestros negocios en igualdad de condiciones. Para empezar, algunas personas ya no pueden acceder a nuestro local  porque un escalón o una puerta estrecha les hacen de barrera. Lo mejor de todo es que estas barreras tienen fácil solución.

Las soluciones en accesibilidad no tienen por qué ser complicadas, caras o intrusivas. Al contrario, existen soluciones sencillas, agradables estéticamente y asequibles.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que es mucho más barato hacer los establecimientos accesibles desde el principio que no realizar obras después. Tampoco vale cualquier solución: debemos exigir seguridad, autonomía y dignidad para todos los usuarios.

¿Cómo hacer comercios accesibles?

ACCESOS

  • En todo comercio de uso público debe existir al menos una entrada accesible fácilmente localizable desde la vía pública.
  • Este acceso deberá ser utilizado por todos los visitantes. Sólo habrá un itinerario secundario exclusivo para las personas con movilidad reducida cuando se trate de un lugar de patrimonio histórico donde es compleja la intervención.
  • Los interfonos y sistemas de aviso o llamada también deberán ser accesibles (video, voz, localización…). No deben estar a una altura mayor de 1,20m. Deben ser de un color contrastado respecto la pared así será de más fácil visualización.
  • Las puertas de entrada deben tener un ancho libre de 80cm o más y su sistema de apertura será preferiblemente automático, con puertas correderas o abatibles. Si las puertas son de apertura manual no deben pesar demasiado para que todo el mundo pueda abrirlas.
  • El espacio anterior y posterior a la puerta no debe tener pendiente y debe permitir el giro completo de un usuario en silla de ruedas, es decir, debe permitir una circunferencia de 1,50m de diámetro.
  • Atención a las puertas de vidrio, deberán señalarse con franjas horizontales o con un logotipo de color contrastado.
  • Las puertas giratorias no son accesibles para las personas con discapacidad visual o movilidad reducida. Deberemos buscar una alternativa.
  • Vale la pena incidir también en los sistemas de control que existen en muchos comercios y locales. Estos no deben suponer una barrera de circulación para las personas en silla de ruedas, o con muletas, andadores, cochecitos de bebé, perros guía… Tampoco deben interferir con dispositivos como marcapasos y prótesis auditivas.
  • Nota: las sillas de ruedas manuales tienen una anchura media de 70cm y las eléctricas son más amplias. Así que puertas y pasillos deben tener un ancho suficiente para permitir el paso de las personas que se mueven en silla de ruedas.

 

ZONA DE ATENCIÓN AL PÚBLICO

  • Es importante que los mostradores y puntos de atención sean de dos alturas. La parte baja debe tener un ancho de 80cm o más y una altura entre 80 y 85cm.  Además, debajo de la mesa del mostrador debe existir un espacio libre de obstáculos con una altura entre 80 y 70cm y un fondo de 60cm.

 

BARRA DE BAR O CAFETERÍA

  • Si nuestro local pertenece al sector de la hostelería o la restauración, debemos tener en cuenta que la barra del bar o cafetería también tiene que ser de doble altura y debe contar con un espacio de atención adaptado en el que la persona en silla de ruedas pueda aproximarse de manera frontal.
  • Respecto las barras de autoservicio estarán ubicadas a una altura entre 75 y 80cm y permitirán que la persona en silla de ruedas pueda aproximarse frontal y lateralmente.

 

PROBADORES

  • En el caso de las tiendas de ropa, por ejemplo, el itinerario que conduce a los probadores debe ser accesible, llano y sin desniveles. Debe tener un ancho de paso de 90cm como mínimo.
  • La puerta de entrada a los probadores debe tener un ancho mínimo de 80cm.
  • Al menos uno de los probadores debe ser accesible para personas en silla de ruedas y debe tener espacio suficiente para que el usuario pueda dar un giro interior de 360º (1,50m de diámetro).
  • Se recomienda que el probador accesible tenga unas medidas de 2,20m de ancho por 2,20m de fondo, ya que muchas veces estará en el probador con una persona acompañante.
  • En el interior del probador tendrá que haber un asiento o un banco fijado al suelo, y también un espacio lateral libre para poder colocarse con la silla de ruedas y poder hacer transferencia si conviene. También debería colocarse una barra horizontal fijada a unos 70-75cm de altura.
  • Las perchas deberán colocarse a diferentes alturas: a 1,60m y a 1,30m.
  • El espejo será de cuerpo entero.
  • La iluminación funcionará con interruptor o sensores de movimiento, nunca con temporizador. El interruptor deberá colocarse entre 90cm y 1,20m.

 

PASILLOS

  • Las personas mayores, con muletas o bastones, las personas con equipaje, cochecitos de bebés o usuarios de silla de ruedas deben poder circular tranquilamente y hacer maniobras por los pasillos de circulación. Estos deben tener un ancho mínimo de 1,20m y una altura mínima de 2,20m, sin obstáculos.
  • Si nuestro pasillo es muy largo, cada 10m debe existir un espacio donde el usuario en silla de ruedas, pueda hacer un giro de 360º. 

 

PAVIMENTOS

  • Los pavimentos deben ser antideslizantes, tanto en seco como mojado. Deben ser homogéneos, sin baches ni huecos entre baldosas. Vigilar con las baldosas sueltas.

 

PUERTAS

  • El ancho de paso de las puertas debe ser 80cm o más.
  • El sistema de apertura debe ser fácil de manipular, nunca poner pomos redondos. En su lugar se instalarán manillas o tiradores a la altura de 1m de modo que todas las personas (con dificultades de manipulación o en silla de ruedas) puedan manipularlas.

 

ESCALERAS

  • Un escalón o desnivel constituye de por sí una barrera para que las personas en silla de ruedas, bastones o con discapacidad puedan desplazarse.
  • Si para acceder a nuestro local o dentro de él tenemos escaleras siempre deberemos habilitar un itinerario alternativo accesible. Este puede resolverse con una rampa, ascensor o plataforma salvaescaleras.

 

MÁS INFORMACIÓN Y/O ASESORAMIENTO EN ACCESIBILIDAD

Si necesitáis asesoramiento o más información podéis contactarnos al teléfono gratuito de atención al cliente de Válida sin barreras: 900 414 000 o escribirnos a info@validasinbarreras.com 

 

Fuente: predif.org