19/01/2016

Grúas eléctricas, la mejor ayuda para subir la silla de ruedas al coche

 

Acceder a un vehículo no es fácil. Requiere coordinación, agilidad y técnica para poder abrir la puerta y entrar al habitáculo. Si el usuario tiene discapacidad física o movilidad reducida, la situación se complica. Dependiendo del grado de movilidad, es probable que el usuario requiera algún tipo de ayuda para entrar o salir del vehículo. Por suerte, a día de hoy, existen soluciones y ayudas técnicas que mejoran la accesibilidad y el transporte.

En el caso que el usuario utilice silla de ruedas, se plantean dos condicionantes: como realizar la transferencia y, una vez incorporado en el coche, cómo cargar la silla en el coche. En el caso que contemos con la ayuda de alguien, ésta podrá ayudarnos tanto a realizar el paso de la silla al sillón del coche como recoger la silla una vez dentro del vehículo. Ahora bien, será necesario siempre la ayuda de alguien tanto para subir como para bajar del coche, lo que supone una pérdida importante de autonomía personal.

Por otro lado, si preferimos sumar en accesibilidad y autonomía, debemos saber que existen soluciones técnicas al alcance de todos los bolsillos y casos. Estas pueden ayudarnos a subir o bajar del coche y cargar la silla al coche con total facilidad, realizando sencillos pasos sin comprometer nuestra seguridad ni autonomía.

Una de estas soluciones son los asientos giratorios para vehículos. Se trata de una adaptación apta para coches, furgonetas y 4x4 que permite a un usuario poder realizar la transferencia de la silla de ruedas al sillón del vehículo con mayor facilidad. Al abrir la puerta y con solo apretar un botón, el usuario activa un mecanismo articulado que gira el sillón del vehículo hasta sacarlo ligeramente al exterior, permitiendo situarse al mismo nivel que la silla de ruedas.

Con un asiento giratorio, una persona con discapacidad física o movilidad reducida puede acceder al interior de un coche con mayor seguridad que si otra persona le ayudase. Además, este tipo de soluciones técnicas se adaptan a todos los modelos de coches, permitiendo además su automatización para un acceso todavía más rápido y cómodo.

Pero ¿una vez dentro del coche, qué hacemos con la silla de ruedas? Existen varias opciones, siempre dependiendo del grado de movilidad del usuario. En el caso de contar con movilidad en las piernas, una opción sería instalar una grúa eléctrica. Este tipo de soluciones, instaladas en el maletero de un coche o furgoneta, permiten cargar sillas de ruedas o sillas electrónicas con mayor facilidad. Además, permite automatizar este paso de una manera sencilla ya que, con solo apretar un botón, la grúa carga sin problemas la silla en el maletero.

Si el usuario no tiene movilidad en las piernas, existen grúas automáticas capaces de recoger la silla, plegarla y cargarla en el maletero con solo apretar un botón. Se trata de una adaptación para vehículos privados que mejora considerablemente la autonomía. Ya sea como pasajero o como conductor, la grúa puede programarse para recoger la silla de ruedas sin mayores dificultades. Existen además diversas opciones para albergar el brazo articulado de la silla, ubicándolo en el propio maletero o colocando un cubículo en la vaca del vehículo.     

Si buscas soluciones como estas para tu coche, no dudes en contactarnos: 900 414 000. Te asesoramos e informamos, sin compromiso :)