09/06/2015

Elevadores de corto recorrido: SUBEO vs VECTIO

 

Tras las comparativas de sillas y plataformas salvaescaleras, es el turno de dos de los mejores elevadores de corto recorrido: SUBEO y VECTIO. Ambos destacan por su elegante acabado, seguridad y excelente relación calidad-precio.

SUBEO

Tras su robusto diseño, el elevador de corto recorrido SUBEO esconde un potente mecanismo que le permite cargar con hasta 340 kg. de peso. El secreto está en su motor eléctrico, de 1 CV de potencia, que se alimenta por corriente alterna convencional. Compacto y seguro, SUBEO de desplaza a 0,04m/s y es capaz de salvar distancias de hasta 1,8 metros.  

Pero entre todas las características de este elevador, una lo diferencia claramente del resto: no necesita foso. Tanto el mástil (eje vertical) como las fijaciones de la base se atornillan directamente a la superficie. Por ello, SUBEO permite una instalación rápida y sencilla, reduciendo al máximo las posibles modificaciones del entorno.

Los dispositivos seguridad que incorpora de serie son otro de los puntos fuertes de este elevador: sistema de parada de emergencia, llave de seguridad, sensor antiobstáculos, brazo de protección y baterías para su uso en caso corte en el suministro eléctrico.

VECTIO

Si buscas un elevador elegante capaz de mimetizarse en el entorno, VECTIO es tu elevador. Su diseño en cristal y chapa lo hacen sumamente atractivo, algo a tener en cuenta si su uso va a ser público. Además, ofrece diversos acabados de color y pasamanos en acero inoxidable.

En cuanto a mecánica, VECTIO utiliza un motor monofásico de 1,5 CV o un trifásico de 1 CV (a escoger). Esta potencia mueve su mecanismo hidráulico, que le permite salvar distancias de hasta 3 metros y cargar con hasta 300 kg. Todo ello, a una velocidad de 0,10m/s

Otro punto a destacar del elevador VECTIO es su seguridad. Cuenta con sistemas muy similares a los de SUBEO, pero además incorpora central hidráulica de arranque y parada progresivo, pulsador por presión constante en caso de emergencia, renivelación automática o presostato que impide el funcionamiento de l’elevador en caso de sobrecarga.

En resumen, SUBEO y VECTIO son dos potentes elevadores. Ambos modelos pueden instalarse tanto en espacios interiores como exteriores y, además, cuentan con los últimos sistemas de seguridad. Las principales diferencias las encontramos a nivel técnico y de diseño. Mientras SUBEO ofrece una instalación rápida al no necesitar foso, VECTIO permite salvar distancias de hasta 3 metros a una mayor velocidad. Una vez más, la elección final dependerá de las necesidades de cada usuario ;)

Y recuerda, si necesitas asesoramiento, solo tienes que contactarnos llamando al 900 414 000.