25/07/2013

Chalecos medicinales

 

Chalecos salvavidas, chalecos antibalas, chalecos hidrostáticos… y ahora también chalecos de Estimulación Propioceptiva Profunda (EPP). Para los que no estamos familiarizados con la nomenclatura, la propiocepción es la capacidad de nuestro cuerpo de ubicar la posición de las articulaciones. Por ejemplo, si cerramos los ojos somos capaces de conocer cuál es nuestra postura.

El nuevo chaleco se llama MyFi y es fruto del trabajo de un equipo de de investigadores especialistas en psiquiatría y psicología del Servicio de Discapacidad Intelectual del Instituto de Asistencia Sanitaria de Girona. MyFi pretende estimular la propiocepción en usuarios con discapacidad intelectual, trastornos del espectro autista y con hiperactividad (TDAH). De momento, lo han probado 25 pacientes con diferentes grados de discapacidad y los resultados han sido muy satisfactorios.

Entre los beneficios observados destaca un gran efecto calmante que permite reducir la dosis de medicación de los pacientes, así como la cantidad de fármacos diferentes que toman.

Además, se ha comprobado una mejora en el nivel de concentración y atención de los pacientes y una reducción de las estereotipias (tics motores y fónicos). En este último caso, el efecto del chaleco es “inmediato”.

Está previsto probar MyFi en un mayor número de pacientes con discapacidad y diferentes trastornos para que algún día no muy lejano se convierta en una nueva herramienta terapéutica que mejore la calidad de vida de estos colectivos y sus familiares.

Categoría: discapacidad