06/10/2017

33 días de peregrinación en silla de ruedas

 

Gergely Máthé tiene 29 años, es húngaro y la semana pasada cumplió su sueño: tras 33 días de peregrinación, llegó a Finisterra procedente de la población de Saing Jean Pied de Port, Francia. Para muchas personas se trataría de una aventura sin más, pero para el joven Máthé suposo todo un reto personal ya que hizo el camino en silla de ruedas.

El camino no lo hizo solo. Sus padres y su amigo, que es sordo y todo un activista a favor de las personas con diversidad funcional, estuvieron a su lado en todo momento, sirvieron como apoyo y cubrieron todas sus necesidades básicas.

Ésta es una aventura de superación personal y reivindicativa. Una muestra más de que los sueños a veces se hacen realidad y de que, aunque la vida esté llena de barreras, la ilusión y el esfuerzo son la herramienta perfecta para romperlas.

Desde Válida sin barreras aplaudimos a todo estos ejemplos de superación personal.
¡Por un mundo sin barreras!

Fuente: lavozdegalicia.es